Sergio Ramos
Sergio Ramos ofreció el trofeo del Mundial de Clubes al Bernabéu antes del encuentro EFE

Sergio Ramos no se cortó a la hora de analizar la situación en la que se encuentra el Real Madrid tras perder en casa ante la Real Sociedad: "El equipo necesita un cambio, una reacción. No es momento para señalar a nadie. Es cuando más unidos tenemos que estar. De los problemas siempre surgen grandes soluciones", dijo.

"Falta efectividad arriba, que es lo que cambia los partidos. Mañana nos reuniremos todos y nos diremos 3 cosas a la cara. De puertas para dentro y que no salga", añadió.

En cuanto a los penaltis que considera claros, el capitán del Real Madrid fue directo: "Han sido clarísimos. El de Vinícius ha sido escandaloso", explicó.

A pesar de los malos resultados, Ramos no cree que se les deba dar por muertos: "Hace dos semanas ganamos un título. Si supiera que no voy a ganar me quedaría en mi casa".