Sergio Hernández, entrenador de baloncesto de Argentina
El técnico de la selección argentina de baloncesto, Sergio Hernández. EFE

El siempre competitivo entrenador de la selección argentina de baloncesto, Sergio Hernández, sorprendió a los aficionados de su país tras la derrota de su equipo frente a España en la final del Mundial, ya que, lejos de mostrarse apenado por haber perdido la medalla de oro, celebró que los suyos ganaran la plata ante un equipo que les superó en todos los aspectos.

"España nos dominó de punta a punta, fue muy superior, tiene un equipo tremendo. Todo lo malo de hoy fue producto de su equipo. Estábamos con la ilusión, preparamos el partido y todo lo que sucedió fue producto de España", reconoció.

Hernández no ocultó su felicidad por el subcampeonato mundial de su equipo: "Teníamos ilusión y hambre de ganar. No estábamos satisfechos ni cansados. Simplemente jugaron mejor que nosotros. Pero el torneo de Argentina fue fantástico. Hoy no perdimos la final del mundo, ganamos la plata. Lo de este equipo es histórico. Estoy muy orgulloso".

El entrenador elogió la actitud de los jugadores argentinos porque “cuando hay compromiso y dedicación sucede esto” y recordó que “es el segundo partido oficial que pierde este equipo".

Hernández considera que “se va a hablar de este equipo como se habla de los grandes campeones. Hay que apoyarlos ganen o pierdan. Hay que estar con el básquet argentino. Y hay que hacer cosas que hacen las grandes potencias. Los que llegan a estas instancias son los que mejor trabajan, eso es lo que hay que hacer".

El ‘oveja’ admitió que el público ayudó a su equipo a dar la cara pese a la ventaja que España fue fabricando a los largo de los minutos, ya que "sabíamos que estábamos jugando mal, pero el apoyo de la gente nos hizo tirarnos de cabeza a las pelotas".