Sergio enseña su mejor cara ante Iverson
Sergio Rodríguez mejora cada día que pasa. (Archivo)
Los 16.899 espectadores que se dieron cita en el Rose Garden de Portland tuvieron la oportunidad de presenciar de lo que es capaz Sergio Rodríguez con sólo 20 años.

El base canario, que en su primera temporada en la NBA no está gozando de la confianza de su técnico, Nate McMillan, cuajó su mejor noche desde su llegada a la mejor Liga del mundo.

En los 30 minutos que estuvo en pista, el campeón del mundo anotó 23 puntos, repartió diez asistencias, cogió cuatro rebotes y recuperó tres balones en el encuentro que los Trail Blazers perdieron (109-93) ante los Denver Nuggets de Allen Iverson.

Pese a la gran actuación de Rodríguez, el resto de su equipo no respondió de la misma manera, especialmente el quinteto titular (Randolph, Udoka, Przybilla, Roy y Dickau), que sólo aportó 20 puntos de los 93 totales.

Quizá si Iverson (32 puntos y nueve rebotes) no hubiera tenido su noche, el base español habría redondeado su gran actuación con un triunfo ante su afición.

Por su parte, los Raptors de Garbajosa (5 puntos) y Calderón (6) cayeron (96-97) ante los Mavericks con una canasta de Howard en el último segundo.

Jorge Garbajosa, encallado

Jorge Garbajosa, que está demostrando ser uno de los mejores jugadores novatos de la temporada, parece que ha perdido fuelle en los últimos partidos, después de la lesión que padeció en un gemelo y que le obligó a perderse los choques ante los Haws y los Suns. El ala-pívot madrileño, de 29 años,  lleva cinco partidos (Wizards, Nets, Celtics, Mavericks y Bucks) en los que no termina de ser el de antes, con un promedio de cinco puntos y de casi tres rebotes.