Sergi Barjuán se ha convertido en el nuevo entrenador de la UD Almería, según ha informado el club andaluz en su cuenta oficial de Twitter.

Sergi, nacido en Las Franquesas del Vallés (Barcelona) el 28 de diciembre de 1971), releva en el cargo a Juan Ignacio Martínez, que fue destituido el domingo, al día después de perder en el estadio de los Juegos Mediterráneos por 1-4 ante el Levante, lo que deja al equipo almeriense en zona de descenso en situación muy comprometida.

Sergi será el tercer entrenador del Almería esta temporada

Internacional en 56 ocasiones, el exlateral zurdo del Barcelona y del Atlético de Madrid dirigió al juvenil azulgrana y durante dos campañas al Recreativo de Huelva en la Liga Adelante (2012-14).

Sergi será el tercer entrenador del Almería esta temporada tras Francisco Rodríguez y Juan Ignacio Martínez. Miguel Rivera, técnico del filial, también dirigió al cuadro rojiblanco de forma interina en el partido frente al Real Madrid en la primera vuelta.

"Creemos que podemos salvar esto"

Durante su presentación como nuevo técnico del club andaluz, el catalán mostró su confianza en apañar a la situación clasificatoria de la entidad. "Creemos que se puede salvar esto", destacó en alusión a la permanencia de un equipo que ocupa la antepenúltima plaza en la clasificación.

En estas situaciones cualquier pequeño problemilla merma mucho a toda la plantilla

"Casualidades de la vida", destacó Sergi al respecto del partido de su debut ante uno de sus exequipos. Un Sergi que señaló que le hubiese gustado debutar en otro sitio y apuesta por "plantarle cara" al Barcelona: "El Almería no tiene que tener miedo ni respeto en el Camp Nou, porque tiene más que ganar que perder. Es un equipo que explotando las virtudes de sus jugadores tiene que estar más arriba".

Barjuan consideró que el objetivo que se plantea para estas cruciales nueve jornadas estriba en el hecho de que "todos saquen el máximo de sí, que todos remen hacia el mismo lado, porque en estas situaciones cualquier pequeño problemilla merma mucho a toda la plantilla". También recalcó que las bases principales deben ser "la unión, el sacrificio y el trabajo, e intentar sacar el máximo de cada uno es importante para poder conseguir el objetivo final, que es sacar al Almería adelante y salvarlo".

Según Sergi, por haberse criado en el Barcelona su nuevo equipo no intentará imitar el estilo de juego del conjunto blaugrana. "El sello está puesto ya. Los jugadores están los que están y sabemos a lo que tenemos que jugar", subrayó. Explicó que lo más importante en este momento es "conseguir que todo el equipo esté muy juntito" y hacer "con rapidez, y haciendo daño, las transiciones", para lo cual cree que el Almería tiene "jugadores muy rápidos". El entrenador barcelonés sí calificó como una "lacra" el alto número de goles que encaja el Almería, por lo que uno de sus retos es "intentar que sea menor".