Sergio Rodríguez ante Serbia
Sergio Rodríguez penetra a canasta ante Djordje Gagic en el Serbia - España. EFE

Llegó el momento de la verdad, el ganar o quedarse fuera, y ahí salió la mejor España. Las dudas que surgieron durante todo el torneo ni se atisbaron y los de Orenga aplastaron a una Serbia impotente ante el torbellino de juego que le pasó por encima. La diferencia fue de 30 puntos (60-90), pero pudo ser mayor si la selección española hubiera querido. Las semifinales ya están logradas, pero el objetivo es el oro.

Las bajas son muy importantes, sí, pero el talento de este equipo sigue siendo descomunal. Rudy asumió el protagonismo que se le requería y anotó 13 puntos en un primer cuarto español soberbio de los españoles, tanto en defensa como en ataque. Los serbios solo anotaron una canasta y el 5-21 les dejó muy tocados.

Pero lo mejor llegó en el segundo acto. El Chacho cogió la manija del juego y su exhibición será recordada durante mucho mucho tiempo. Puntos y asistencias ante la impotencia de Ivkovic, incapaz de idear una manera de parar el descomunal talento del jugador canario. Sus 14 puntos y 4 asistencias en apenas nueve minutos de juego fueron fiel reflejo de su impacto, y el 23-48 al descanso dejó hundida a Serbia.

España no quiso dar ni la más mínima esperanza de remontada a su rival, y un 0-10 de salida aumentó más aún la diferencia. El juego de los de Orenga fue coral, y a las canastas iniciales de Claver le seguían otras de Llull, de Marc Gasol o después de Sergio. Los serbios, cabizbajos, ni siquiera fueron capaces de dar la cara y la diferencia subió hasta los 40 puntos. Un escándalo.

Con el partido totalmente decidido, los últimos 15 minutos solo sirvieron para que Orenga dosificara a sus hombres más importantes y para que Serbia maquillara ligeramente el marcador. España pasa a las semifinales con las mejores sensaciones, recordando que es el bicampeón europeo.

Ficha técnica:

60 - Serbia (5+18+16+21): Nedovic (6), Bogdanovic (2), Bjelica (2), Kalinic (2) y N. Krstic (4) -equipo inicial-, Nemanja Krstic (3), Micic (8), Gagic (7), Andjusic (11), Katic (11) y Stimac (4).

90 - España (21+27+25+17): Rudy (19), Calderón (3), Ricky (5), Claver (9) y Gasol (7) -equipo inicial-, Rodríguez (22), Rey, San Emeterio (6), Llull (5), Aguilar (8), Gabriel (4) y Mumbrú (2).

Árbitros: Christos Christodoulou (GRE), Olegs Latisevs (LET) y Srdan Dozai (CRO). Ricky Rubio fue eliminado por cinco personales (min.35).

Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final del Europeo 2013 disputado en el Stozice Arena de Liubliana ante 7.610 espectadores.

Francia supera a Eslovenia

Francia dejó fuera de la lucha por las medallas a la selección organizadora del Eurobasket, la de Eslovenia, al derrotarla por 62-72 en un partido en el que los locales sólo aguantaron tres cuartos.

Gran partido de Tony Parker, autor de 27 puntos

Eslovenia y Francia se mostraron todo el respeto que se tenían en los dos primeros cuartos, lo que unido a la responsabilidad del partido y a las defensas hizo que el marcador fuese escaso, 24-26.

Tony Parker volvió a ser el motor y ejecutor de los 'blues' con diez puntos, mientras que Zoran Dragic fue el máximo anotador de su equipo con 9.

Fue en el tercer cuarto cuando Francia comenzó a marcar las primeras diferencias importantes (26-36, min. 24), con el base de la NBA al mando de las operaciones.

Eslovenia, de la mano de Lorbek, volvió a asirse al partido (49-52, min 32), pero la mayor calidad de los franceses se acabó imponiendo.