A semifinales de penalti

El gol de Torres desde los once metros clasificó a un gris Atlético al que el colista de Primera plantó cara
El uruguayo del Atlético, Marcelo Sosa, disputa un balón con Carlos Merino, del Numancia.
El uruguayo del Atlético, Marcelo Sosa, disputa un balón con Carlos Merino, del Numancia.
EFE
El Numancia, colista de Primera, le puso las cosas difíciles al Atlético en su partido aplazado de los cuartos de final de la Copa del Rey, pero al menos logró el objetivo, pasar a semifinales.
Ni siquiera el pobre empate a cero en la ida, un buen resultado para los rojiblancos al fin y al cabo, pareció motivar a los hombres de Ferrando, que no escatimó medios para tratar de llevarse la eliminatoria y por ello no dudó en alinear a Torres, pese a que sale de una faringitis. La primera mitad fue un tostón en el que parte del escaso público reclamó un penalti para los madrileños, que enviaron un balón al larguero en el minuto 44.

En la segunda, tampoco cambiaron en exceso las cosas, pero al menos el Atlético adelantó líneas y se encontró con un penalti dudoso que Torres convirtió en gol en el minuto 66. Tras el tanto, el equipo soriano trató de irse al ataque, pero apenas tuvo argumentos ofensivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento