Caster Semenya
La atleta sudafricana Caster Semenya. EP / REUTERS

La atleta sudafricana Caster Semenya ha reconocido este lunes que aún está lejos de su mejor forma y aseguró que su objetivo a día de hoy es continuar con su preparación "poco a poco" con la vista puesta en los Juegos de la Commonwealth, que se disputan el mes de octubre en Nueva Delhi.

Semenya, que volvió a la alta competición el pasado fin de semana en Berlín tras 11 meses de inactividad, a raíz de las dudas sobre su sexo, será una de las atracciones este viernes del Memorial Van Damme de Bruselas, última cita de la "Liga de Diamante".

Quiere seguir bajando de dos minutos en los 800

El objetivo de Semenya para esta reunión es seguir mejorando su forma y volver a correr los 800 metros por debajo de los 2 minutos, tal y como ya hizo en la capital alemana, donde el año anterior ganó el título mundial con un crono de 1:55.45.

La atleta de 19 años se mostró muy satisfecha con el resultado obtenido en Berlín, su primer test importante tras el parón. "Estoy muy contenta con mi actuación. Volver nunca es fácil", reconoció en una rueda de prensa, en la que aseguró haber echado "mucho de menos la competición".

Semenya insistió en que aún necesita carreras para recuperar la forma y que no tiene intención de forzar su cuerpo excesivamente en los entrenamientos para evitar lesiones.

Por debajo del 50 %

Según su entrenador, Michael Seme, la corredora está todavía por debajo del 50 por ciento de su forma, por lo que aún correrá en las reuniones de Rovereto y Milán y, seguramente, otra en Sudáfrica antes de llegar a los Juegos de la Commonwealth.

Quiere batir el récord del mundoSemenya aseguró que uno de sus objetivos a largo plazo es batir el récord del mundo de los 800 metros, aún en poder de la checa Jarmila Kratochvílová desde 1983.

"Todos los atletas soñamos a lo grande. Queremos ser campeones del mundo, olímpicos, batir récords...", aseguró, aunque dejó claro que con su actual situación es imposible pensar en el récord del mundo.

Respecto a las quejas de algunas de sus rivales tras su vuelta a la competición después de la polémica sobre su sexo, Semenya aseguró que "no hay atletas con ventajas o desventajas". "Todo depende del entrenamiento. Si eres trabajador, correrás más rápido. Pero si simplemente quieres correr rápido sin sesiones duras de entrenamiento, nunca ganarás ninguna medalla", insistió.

La atleta quiso restar importancia a los comentarios y aseguró no tener ningún problema con ellos: "Cualquiera puede quejarse, hablar de ventajas o lo que sea, pero no importa. Al final, todas vamos a correr y habrá una ganadora".