Aritz Aduriz
Aritz Aduriz, en una foto de archivo (EFE) EFE

La plataforma en favor de la oficialidad de las selecciones deportivas vascas, Esait, ha instado a la Federación Vasca de Fútbol (FVF) que aclare "por quién está presionada" para retirar el apoyo ofrecido a la selección del País Vasco para que se denominara "Euskal Herria", en detrimento de "Euskadi", tal y como se llamaba al combinado hasta el pasado año.

El cambio de nomenclatura se realizó a propósito de la petición de los jugadores, nombre histórico de la selección, aunque para este año la Federación Vasca de Fútbol, organizadora del próximo encuentro amistoso ante Irán y responsable de las actividades de la selección vasca, ha decidido decantarse por Euskadi nuevamente.

Jugadores, aficionados y sociedad se merecen una explicación pública

"L
a FVF tendrá que explicar por qué y sobre la base de qué presiones ha decidido volver atrás. Jugadores, aficionados y sociedad se merecen una explicación pública", manifestó en una comparecencia ante la prensa el portavoz de Esait y ex jugador del Athletic Club Ritxi Mendiguren.


Para la plataforma, "alguien" ha decidido "tirar por la borda la ilusión generada el año pasado" con la celebración del partido que enfrentó en San Mamés a la entonces denominada selección de Euskal Herria contra Cataluña.

"La foto del año pasado fue la de la unidad y consenso entre jugadores, sociedad y federación. Fue la imagen de la ilusión, de la sensación de avance. Ahora han apostado por un escenario de imposición y bloqueo", lamentó.

Un total de 165 firmas de jugadores apoyan el nombre de Euskal Herria
En cuanto a la nota firmada por 165 jugadores, tanto en activo como ya retirados, en la que señalaban que no acudirán a la llamada de la FVF si el equipo no se llama "Euskal Herria", en opinión de Mendiguren, la polémica surgida a raíz de ese comunicado se debe a que "algunos han querido evitar entrar en el fondo del escrito".


"Es una reflexión de un mayor calado que compartimos plenamente. La FVF no ha dado ningún paso hacia la oficialidad y han sido quienes defienden la camiseta los que han dado un golpe en la mesa", añadió Mendiguren, quien recalcó que la celebración del partido anual del equipo vasco "como objetivo" es algo que "está caduco".