Luis Suárez
Luis Suárez celebra un gol con Uruguay. EFE

No es uno de los equipos que más calidad tiene en este Mundial. Tampoco está entre las grandes favoritas. Y su nombre no parece meter demasiado miedo. Y, sin embargo, nadie quiere a la selección Celeste como rival, menos aún cuando lleguen las eliminatorias.

Uruguay es sinónimo de experiencia, de tablas, de saber estar, de controlar el ritmo de los partidos. Su defensa es infranqueable, no hace prisioneros. Sus medios no son talentosos, pero son solidarios, trabajadores. Y los de arriba presionan, muerden.

Su zona de ataque es la que da miedo. Luis Suárez y Cavani forman, probablemente, la dupla más goleadora del torneo. Los '9' del Barça y del PSG, nada menos, necesitan nada y menos para marcar. Además, no solo son grandes rematadores, son capaces de generar sus propias ocasiones de la nada. Junto a ellos, un Stuani que ha marcado nada menos que 22 goles en la poderosa Liga española.

El combinado sudamericano, semifinalista en 2010, no tuvo un papel brillante en 2014 (cayó en octavos ante Colombia) y ahora, beneficiado por un grupo asequible (Rusia, Egipto, Arabia Saudí) aspira a ser uno de los protagonistas del Mundial.

La estrella: Luis Suárez

Es probablemente el delantero centro más letal del mundo. Rápido, con instinto y un grandísimo remate, la pareja que formará con Cavani debe decidir los partidos. Eso sí, deberá controlar su instinto, no puede permitirse una nueva expulsión.