El jugador de la selección española de balonmano Viran Morros aseguró este martes que la motivación "es altísima" de cara al inminente Europeo de Dinamarca, que se disputará del 12 al 26 de enero, y también aseveró que la condición de España de actual campeona del mundo "tiene su lado negativo". "A nosotros no nos hace falta motivación para este tipo de torneos. Nunca lo hemos ganado e igual hay uno o dos jugadores que tienen medalla en un Europeo. Nuestra motivación es altísima. Tenemos muchas ganas, y mucha ilusión, pero queremos ir día a día", indicó Morros.

La anfitriona Dinamarca es la actual campeona de Europa y evidentemente estará ahíEspaña, que debuta ante Hungría este domingo, acude a la cita tras haber sido campeona del mundo en Barcelona hace un año. Morros tiene claro que esto es un aspecto que juega en su contra: "Ser campeón del mundo es muy bonito, tiene un lado bueno, pero también tiene otro negativo. La gente va más motivada contra ti, con más ilusión y eso siempre lo hace más difícil". Con Morros coincidía su compañero Víctor Tomás: "Evidentemente, acudir a un Europeo como campeón del último gran torneo siempre es una responsabilidad añadida. Ser campeones del mundo hace que las demás selecciones nos consideren como una selección favorita y estén más preparadas de lo que ya estaban para jugar contra nosotros".

Por último, Morros no se atrevió a señalar a un único favorito al triunfo. "Croacia y Dinamarca, éstos más que nunca porque juegan en casa y estarán muy motivados, pero Francia, como siempre, Polonia, Serbia, vamos a ver cómo lo hacen", manifestó. "En estos campeonatos siempre dan un extra. O Suecia, que es plata olímpica y está bastante bien. Creo que hay una terna importante de candidatos a medalla. A ver si podemos estar nosotros luchando por ello", finalizó Viran Morros.

Tomás sí metió a España en el grupo de cuatro favoritas junto con Francia, Dinamarca y Croacia, aunque también avisó del peligro de "otras como Polonia, Hungría o alguna sorpresa". "Francia parece que tiene bajas, pero al final va a recuperar jugadores y siempre es candidata al título vaya quien vaya. La anfitriona Dinamarca es la actual campeona de Europa y evidentemente estará ahí. Croacia es una selección que no falla nunca, con esa mentalidad propia de los balcánicos", enumeró.

"Es una contradicción total, las penas que se están viviendo y que la selección española sea campeona del mundo. Nosotros seguimos amando lo que hacemos y evidentemente vamos a luchar por el balonmano, un deporte muy bello, que gusta y que engancha", reivindicó un Tomás que se encuentra "bien física y mentalmente" de cara al torneo continental. "Estoy muy contento y muy ilusionado, un campeonato como el Europeo siempre hace mucha ilusión a todos los jugadores", concluyó Tomás.