La Federación Catalana de Fútbol (FCF) está valorando "seriamente" jugar ante un combinado de jugadores africanos el próximo 14 de octubre.

Según un portavoz federativo, quieren contar con 15 jugadores africanos de primer nivel, como mínimo, para garantizar un amistoso "de calidad".

El próximo viernes se tomará finalmente la decisión, ya que se necesitan varios días para organizar el partido.

Reconocieron que será "complicado" por las posibles represalias de la Federación Española de Fútbol, que ya les prohibió el amistoso ante Estados Unidos, y de la FIFA. No será fácil, pues admiten que los clubes podrían negarse a ceder a sus jugadores.

Si no logran organizar el partido de la selección de Cataluña para el 14 de octubre, tendrán que esperar al parón navideño.