Selección española de balonmano
Las Guerreras celebran en el Laszlo Papp Arena de Budapest su medalla de plata en el Europeo de Balonmano. EFE

La selección española de balonmano se colgó la plata en el Europeo Femenino de Croacia y Hungría después de caer en la final con Noruega (28-25). Las nórdicas, una selección de leyenda que ha estado en todos los podios continentales (salvo en el de Rumanía 2000), conquistó el sexto campeonato europeo de su palmarés al darle la vuelta en la segunda parte a un partido que al descanso dominaba España (10-12).

Las Guerreras repiten la plata que conquistaron en el Europeo de 2008 tras caer también con NoruegaUn segundo tiempo donde las invertenciones de Silje Margaretha Solberg  y la aportación goleadora de Linn-Kristin Koren y Nora Mörk fueron erosionando el gran trabajo colectivo de las Guerreras, donde destacó con luz propia la navarra Nerea Pena. Noruega, fallona de inició, acabó superando el porcentaje de acierto español, 62% frente a 51%, sosteniéndose en la actuación de su portería (diecisiete paradas en total, quince Solberg).

España, que ya perdió ante este contrincante la final del Europeo de Macedonia 2008 (aunque por un margen mucho mayor), supo gestionar sus pérdidas durante el primer tiempo y también limitar los rápidos y letales contragolpes nórdicos, pero tras el descanso mostró una menor efectividad en su acierto de cara a la portería rival, no encontró olfato goleador por los extremos y tampoco supo rentabilizar al máximo los lanzamientos de siete metros de los que dispuso. Lastradas por las exclusiones (sumó cinco frente a las cuatro noruegas, aunque las rivales se concentrarían en el último tercio) su defensa se mostró porosa y Navarro tuvo menos margen que en el primer tiempo para sus paradas.

Pero hasta esa reacción, las Guerreras, que siguen dando pasos en firme hacia un título, mandaron. Una primera parte donde las Noruegas perdieron más balones que España y también tenían dificultades para marcar. La solidez defensiva de las chicas de Jorge Dueñas se le atragantó a una Noruega que llegó a ir perdiendo por cinco goles (7-11, min 23) para marcharse a los vestuarios con dos tantos de desventaja. Una primera parte para soñar. Un sueño que no se concretó con el oro y se quedó con una plata a la que la perspectiva le dará más valor. Noruega es una potencia. Y España, que sigue creciendo, prosigue con sus pasos firmes para sumar cuatro medallas internacionales en los últimos seis años: dos platas europeas (Macedonia 2008, 2014), un bronce olímpico (Londres 2012) y otro mundial (Brasil 2011).

Ficha del partido

28 - Noruega (10+18): Silje Solberg; Riegelhuth-Koren (10, 5p), Loke (2), Alstad (1), Kristiansen (1), Oftedal (2) y Herrem (-) -equipo inicial- Sando (ps), Betina Riegelhuth (2), Arntzen (-), Breivang (-), Mork (7, 1p), Karlsson (-), Jakobsen (-), Sanna Solberg (3) y Wibe (-).

25 - España (12+13: Navarro; Carmen Martín (4, 1p), Mangué (3), Pena (10, 5p), Barbosa (4), Eli Pinedo (1) y Eli Chávez (1) -equipo inicial- Temprano (ps), Marta López (-), Núñez (-), Bea Fernández (), Aguilar (2), Escribano (-), Lara González (-), Elorza (-) y Egozkue (-).

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 3-4, 5-7, 6-10, 7-11 y 10-12 (Descanso) 16-15, 19-18, 22-20, 25-21, 26-25 y 28-25 (Final).

Árbitros: Charlotte Bonaventura y Julie Bonaventura (FRA). Excluyeron por dos minutos a Silje Solberg, Betina Riegelhuth (2) y Wibe por Noruega; y a Barbosa, Lara González (2), Eli Chávez y Eli Pinedo por España.

Incidencias: final del Europeo de Hungría y Croacia 2014 disputada en el Papp Laszlo Sportarena de Budapest ante unos 12.000 espectadores.