El entrenador del Depor, Miguel Ángel Lotina, sabe de la escasa pólvora con la que cuenta en ataque, pero ayer evitó presionar a una de las promesas del filial blanquiazul, Lassad Nouioui: «Yo en Segunda B era un fenómeno y en Primera, un paquete. Cada peldaño cuesta un poco más». Además, el técnico vasco reconoció que el equipo «está corriendo mucho y eso se está pagando». Lotina no confirmó la presencia de Wilhelmsson en el equipo titular del próximo encuentro liguero. La justicia le dio la razón ayer al Depor y el club coruñés no tendrá que pagar los 5,6 millones de euros que reclamaba el Espanyol por Lopo.