Vettel
El alemán Sebastian Vettel durante la primera jornada de pruebas en Bahréin. EFE

El piloto alemán de Fórmula 1 Sebastian Vettel (Red Bull) ha reconocido que los test de pretemporada le han dejado con un mal sabor de boca porque no pudo rodar "tanto" como le hubiera "gustado" por culpa de los continuos problemas en su monoplaza, y ha confesado que tiene "muchas ganas" de volver a disputar una carrera.

"Empezar la temporada la semana que viene es algo genial. No hemos podido correr tanto como nos hubiera gustado durante los test de pretemporada, por lo que tendremos que trabajar en Melbourne. Aún así va a ser bueno llegar a la primera carrera", comentó en declaraciones facilitadas por el equipo Red Bull.

"Es difícil saber donde estamos, es justo decir que no somos favoritos para ganar y lo que tenemos que hacer es ponernos al día con los que han completado más kilómetros, pero tenemos gente muy buena trabajando en el equipo. Hemos conseguido muchas cosas juntos y se que todos están trabajando muy duro", afirmó el alemán.

Para finalizar, el tetracampeón del mundo se mostró ansioso por disputar la primera carrera de la temporada. "Siempre hay un gran ambiente en el inicio de temporada. Normalmente el tiempo es impredecible en Melbourne y el domingo empezaremos la carrera un poco más tarde de lo habitual", dijo.

"Dentro de la pista, la curva 12 es muy importante y rápida y también me gusta el principio de la chicane Jones porque la pista es muy estrecha. Las carreras de fórmula 1 me encantan y no puedo esperar para empezar", concluyó.