Scott Brooks
Scott Brooks en un partido con los Oklahoma City Thunder. EFE

Los Oklahoma City Thunder anunciaron de manera oficial el despido de Scott Brooks como entrenador una semana después que el equipo había quedado eliminado de la competición de la fase final.

Ibaka, que acabó el año lesionado, tendrá nuevo entrenador la temporada que viene

Su despido era algo que ya había sido publicado por varios columnistas que tienen acceso a información de primera mano de la liga y fue oficializada por el gerente general de los Thunder, Sam Presti.

El directivo de los Thunder se había entrevistado antes con Brooks en el domicilio que el entrenador tiene en California y en la misma le comunicó la decisión que había tomado el equipo, de no dejarlo que cumpliese el último año que le quedaba de contrato.

Como ya es habitual, el comunicado oficial se centró en alabar las buenas cualidades personales y profesionales del despedido al que además le agradecían los servicios prestados, y que la decisión tomada no tenía nada que ver con el resultado final, una marca de 45 victorias y 37 derrotas, pero sin clasificarse a los playoffs.

"Esta es una decisión extremadamente difícil a muchos niveles. Scott (Brooks) ayudó a establecer la identidad de los Thunder y se ha ganado su lugar en la historia de nuestra organización a través de sus siete años como líder y valioso miembro del equipo", destaca Presti en el comunicado.

"Como todos sabemos, el año pasado tuvimos circunstancias únicas y desafiantes y como he transmitido, lo conseguido por Scott y el equipo fue algo que no mucha gente podría haber alcanzado", subrayó Presti. "Por lo tanto, es muy importante señalar que esta decisión no es un reflejo de la temporada pasada, sino más bien una evaluación de lo que sentimos que es necesario en este punto con el fin de evolucionar de cara al futuro".

Brooks durante los siete años como entrenador de los Thunder alcanzó las Finales de la NBA en la temporada del 2011-12, pero no pudo lograr el sueño del anillo de campeones.

Una temporada marcada por las lesiones

El entrenador de 49 años le tocó decir adiós después de haber vivido una temporada para el olvido por todas las lesiones que sufrió la plantilla incluidas las de los jugadores estrellas, el alero Kevin Durant, el base Russell Westbrook y el ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka.

Los Pelicans dejaron a los Thunder sin jugar los playoffs en la recta final

Durant e Ibaka no pudieron estar en la recta final de la temporada regular que fue lo que les costó perderse la clasificación a los playoffs al ser superados por los New Orleans Pelicans en la última jornada de liga.

De ahí que la decisión de despedir a Brooks, que fue tomada por Presti, no fue consultada a los jugadores, porque el gerente general consideraba que no era la mejor opción poner a los profesionales en una posición delicada y en la que sólo los directivos tenían que responsabilizarse.

De acuerdo a varias fuentes periodísticas, mientras que Brooks estaba bien visto dentro de la organización de los Thunder, muchos jugadores se habían mostrado entusiasmados de tener la oportunidad de ser dirigidos por otro nuevo entrenador.

Con la marcha de Brooks ya se habla de los posibles sustitutos que puedan ocupar el puesto y entre ellos están Billy Donovan, actual entrenador de la Universidad de Florida, al que le une una gran amistad con Presti, pero el gerente general de los Thunder reiteró que la organización todavía no había hecho ningún tipo de comunicación con nadie.

Mientras que Brooks tendrá todo tipo de oportunidades para dirigir de nuevo en la NBA la próxima temporada, con equipos como los Denver Nuggets y los Orlando Magic como candidatos a tener en cuenta.