Schuster
El técnico madridista Bernd Schuster (Efe).

Bernd Schuster, técnico alemán del Real Madrid, restó importancia a su regreso al Camp Nou al afirmar que "no es muy especial" y deseó como regalo de cumpleaños un triunfo blanco en casa del eterno enemigo.

Schuster cumple 48 años en la previa del clásico. Sopló las velas en las tartas que le regalaron los medios de comunicación y en rueda de prensa dejó claro que no sentirá nada especial por volver a la que fue su primera casa en España.

"Volver al Camp Nou no es muy especial para mí. Soy así, a estas cosas no les doy tanta importancia. Es cosa mía, para otra gente es mucho más especial. He vuelto tantas veces que no es especial hacerlo con el Real Madrid. Volver siempre es bonito porque es un estadio donde jugué muchos años, pero no va a más", afirmó.

De lo que sí se alegra el técnico es de protagonizar un encuentro atractivo para todo el mundo. "Es un partido en el que todos quieren estar, yo el primero, antes como jugador y ahora como entrenador. Hay que disfrutarlo, por todo lo que le rodea, saber de su importancia, pero sin perder la cabeza".

Schuster auguró "un gran partido" y restó importancia al momento en el que llegan los dos equipos. "Nosotros llegamos como líderes y es bueno, pero la experiencia dice que en este tipo de encuentros la clasificación tiene menos importancia".

"Son partidos de máxima rivalidad y motivación por ambas partes. A veces las estadísticas o el momento que viven los equipos no influyen. Se han visto partidos muy buenos cuando peor estaban estos equipos", explicó.

La diferencia de cuatro puntos del Real Madrid con el Barcelona espera Schuster que no se convierta en un problema de relajación y desea que la ansiedad del rival se contagie en sus jugadores.

"Para mí, hay un pequeño problema, espero que tengamos nosotros también la misma ansiedad que ellos, porque muchas veces cuando vas con ventaja parece que no das tanta importancia. No puede ser nuestra filosofía pensar que seguimos líderes si perdemos, debe ser intentar ganar el partido porque no sólo importan los puntos", dijo.

Analizando al rival, destacó la ausencia de Leo Messi a la vez que elogió a Samuel Eto'o y lo que el delantero camerunés aporta al Barcelona.

"Está claro que la vuelta de Eto'o era muy importante para el Barcelona tras muchas semanas sin contar con el. Está demostrando su calidad de delantero, pero sin duda hay que calificar como baja muy importante la de Messi. Viendo el partido en Valencia las jugadas importantes salen de él, o marca o da pases de gol", admitió.

Schuster no quiso opinar nada sobre la conversación entre Rikjaard y Ronaldinho, sobre la mala forma de entrenarse del brasileño. "Es un invento. Ninguno sabe lo que se han dicho. Se inventan mil cosas cuando hablan dos personas, pero nadie sabe lo que se han dicho, porque ninguno de los dos lo ha dicho".

Por último, agradeció que el último partido del año, en plenas Navidades, sea ante el Barcelona, porque recordó que en estas fechas en muchas ocasiones se suele tender a la relajación.

"Motivación no faltará. Es, a veces, un trabajo muy duro cuando te toca otro equipo en la fecha que estamos. Este partido es fenomenal, contra el Barcelona es un regalo de Navidad para todo el mundo del fútbol y por motivación es lo mejor que puede pasar".

"En todos los equipos cuando llega Navidad si no te enfrentas a un equipo que te motiva especialmente se paga con derrota. Este año nos libramos de eso y los jugadores están muy motivados", concluyó.