Schuster
El técnico madridista Bernd Schuster (Efe).

La turbulenta relación que ha mantenido el técnico del Real Madrid, Bernd Schuster, con el Barcelona merece un capítulo aparte en la víspera del último clásico de 2007 .

El alemán, que aterrizó en España para jugar en el Nou Camp, y que luego vestiría las camisetas del Real Madrid y del Atlético, es actualmente el socio 115.088 de la entidad presidida por Joan Laporta, pero esta circunstancia no se ha traducido en demasiada simpatía entre la afición azulgrana hacia su persona.

Y eso que sus palabras, tras el cambio del azulgrana al blanco, no fueron hostiles hacia la hinchada ("la afición del Barça se portó bien"), pero se despachó a gusto con la directiva: "El presidente Núñez y alguno de sus colaboradores no supieron comprenderme. Yo amé al Barcelona, pero me mantuvieron un año apartado, y sin razón. La situación se volvió insostenible".

Después, cuando en Madrid paladeó más éxitos que en la Ciudad Condal, no dudó en volver a arremeter contra su antiguo club.

Cuando fiché por el Madrid encontré una cosa muy distinta al Barcelona. Noté una organización superior.

"Encontré una cosa muy distinta al Barcelona cuando fiché por el Real Madrid como jugador. Se notaba una organización superior y el respeto a unos valores y a unos veteranos como Gallego o Camacho que te marcaban el camino", declaró.

"Puede parecer fuerte, pero también tenía claro que iba a ganar más títulos en el Real Madrid que en el Barça. Allí sólo gané una Liga, una Recopa de Europa y tres Copas del Rey en ocho años. En mis dos temporadas como madridista, gané las dos Ligas que disputé y en una de ellas hubo doblete con la Copa. La diferencia es evidente", sentenció.

Inició la crisis azulgrana

Resulta paradójica su alabanza hacia Ricardo Gallego. El temperamental ex madridista no dudó en censurar el famoso corte de mangas que el alemán dedicó a la plantilla del Real Madrid cuando el Barça se alzó con la final de Copa de 1983: "Lo que ha hecho Schuster no es de deportista".

Ya como técnico, Schuster acumula una experiencia dilatada en duelos ante el Barcelona. Ha acudido como entrenador del Levante y del Getafe. Ha hincado la rodilla varias veces, pero su principal éxito ante el Barça fue una de las noticias más emblemáticas de la pasada campaña. Fue el pase a la final de Copa del equipo madrileño en detrimento de los de Rijkaard, que inició la crisis azulgrana que acabaría consumándose meses después.