Schuster y Aguirre
Schuster y Aguirre, antes del partido. (EFE) EFE

Bernd Schuster, técnico del Madrid, no se ha mordido la lengua tras el 1-2 logrado en el Calderón ante el Atlético.

"Hemos demostrado muchas veces que somos capaces de hacer gol hasta el último momento, pero teníamos dudas por el árbitro, que en la segunda parte ha estado muy casero. Parecía que el Atlético tenía que ganar o empatar. Ha sido el factor para que no ganásemos 1-5", dijo el técnico blanco.

Parecía que el Atlético tenía que ganar o empatar, y se le ha dado vida"

"La expulsión de Van Nistelrooy ha sido claramente un tema de compensación, cuando la de Perea sí que había sido clara. Ahí empieza todo. Teníamos controlado el partido, había un equipo sólo en el campo pero a partir de esa decisión, al Atlético se le da vida", añadió el entrenador.

Schuster elogió al aficionado del Atlético, que llenó el Vicente Calderón. "Me preocupaba el público, porque empuja. Es un jugador más, pero en lo hemos conseguido callar con el gol en el primer minuto. Se nota que este equipo necesita al público. Sabía que podía ser muy complicado en este aspecto", dijo.

 

Aguirre, desolado

Javier Aguirre, entrenador del Atlético de Madrid, por su parte, consideró que el empate a uno habría sido el resultado justo, pero que en el fútbol suceden estas cosas y que la derrota mete al equipo en un serio problema de resultados.

Es desolador que te metan un gol en el primer minuto y otro en el 95"

"Ha sido un partido vibrante, roto. En la segunda parte salimos a tumba abierta. Nos sobrepusimos a las circunstancias, pero es desolador que te metan un gol en el primer minuto y otro en el 95", dijo el técnico.

Aguirre comentó que suya fue la decisión de incluir a Banega en el once inicial en detrimento de Simao y que a la vista del resultado no fue una buena idea. "El sistema se rompió con el gol de Van Nistelrooy nada más empezar", comentó.

"El premio gordo era el tanto de Simao, que celebramos a lo grande, pero el fútbol tiene estas cosas y no te deja de sorprender y nos hicieron el segundo cuando lo mas justo habría sido el empate", dijo Aguirre.

"No creo que haya un problema mental
. Nuestra labor es ahora levantar a los jugadores y pensar en el compromiso del Liverpool el próximo miércoles. En la 'Champions' estamos bien y el partido  que nos viene merece la máxima atención", añadió Aguirre.