"Es difícil hacer un juicio de la jornada. Lo que está claro es que ha sido bastante complicado porque la pista estaba bastante deslizante y ha habido mucho viento. Por esos ha habido tantas salidas", dijo el siete veces campeón mundial de Fórmula Uno.

"Ahora tenemos que ver todos los datos que hemos recopilado para analizar la situación", agregó.

"No hay razón para pensar que no vamos a ser competitivos también aquí. Los entrenamientos de la semana pasada en Barcelona nos permiten ser optimistas y creemos que podremos luchar por la victoria", señaló.

    NOTICIAS RELACIONADAS