Sergio Scariolo
El entrenador de España, Sergio Scariolo (c), observa las acicones ante Brasil. EFE

El italiano Sergio Scariolo, seleccionador español de baloncesto, declaró después de perder su segundo partido en el torneo olímpico de Río, ante Brasil (65-66) que "aún" dependen de ellos mismos "para estar en cuartos y sin ser cuartos", puesto que abocaría a un presumible cruce con la todopoderosa Estados Unidos.

"Hemos hecho un grandísimo trabajo, cuesta arriba, remontando hasta tres veces, corrigiendo un poco el tren del primer partido", opinó.

"Tenemos algo de frustración por el (balance de) 0-2, pero perdiendo uno por dos, con un tapón a Gasol en el último segundo; y otro de uno, con un palmeo fallido en el último segundo; de no haber existido este episodio estaríamos hablando de una victoria épica", explicó el seleccionador español en el Carioca Arena.

"Una victoria épica en una cancha abarrotada en la que el público ha puesto mucha presión, no tanto sobre nuestros jugadores, sino sobre los árbitros", apuntó Scariolo.

Rudy: "Este equipo siempre se levanta"

Por su parte Rudy Fernández comentó que él sigue "confiando en este equipo", que "gracias a Dios siempre se levanta".

"Esto se supera con actitud", contestó Rudy, en la zona mixta del Carioca Arena, sede de la competición masculina de baloncesto en Río de Janeiro.

"Creo que ahora saldrán los que siempre nos tienen ganas cuando perdemos, pero gracias a Dios este equipo siempre se ha levantado y siempre ha tenido una buena actitud". "Creo que la de hoy lo ha sido. Es cierto que por pequeños detalles se nos ha ido el partido", admitió el jugador balear del Real Madrid, de 31 años.

Sigo confiando en cada uno de los que tengo al lado"Pero yo sigo confiando en este equipo, sigo confiando en cada uno de los que tengo al lado. Y esto, por supuesto, nos tenemos que unir entre todos para sacarlo adelante. Dependemos de nosotros mismos, ganando los tres últimos partidos, así que la actitud no nos va a faltar", indicó a Efe Rudy este martes en Río de Janeiro.

"Por supuesto que hay años que van muy bien; y otros que van peor. Y éste es uno de esos años que ya hemos vivido y que los hemos sacado adelante. Y esperamos que este año sea uno de estos años en los que al final nos colguemos una medalla al cuello", declaró a Efe el alero de la selección española.