Ciclistas del Saunier Duval - Scott
Varios ciclistas del equipo Saunier Duval- Scott, antes del inicio de una de las etapas del Tour 2008 (EFE). EFE

Una semana después de conocerse el positivo del italiano Riccaro Riccò, y pese al intento del resto de ciclistas por mostrar su indignación a través de una carta, los directivos de la firma Saunier Duval anunciaron hoy que abandonan "de inmediato" sus actividades de patrocinio en el ciclismo.

Aunque es la división española de la marca la que respalda económicamente el equipo, ésta pertenece a un grupo con sede en Alemania en donde se decidió dejar este deporte. Thierry Leroy, el director general, ya afirmó hace unos días que sintió "una decepción y cólera" al conocer el positivo de Riccò.

"Los últimos eventos se revelan totalmente contrarios a estas nociones que sustentan los valores de nuestra empresa", señalan desde la compañía en un comunicado donde se añade: "Condenamos todo resultado obtenido por el consumo de productos dopantes y nunca hemos puesto la presión del resultado sobre el equipo".

Saunier Duval buscará "soluciones financieras" para "garantizar la transición profesional del conjunto de los empleados" del equipo ciclista "que no estén implicados en estos incidentes y que soportan la irresponsabilidad de un corredor", señaló Leroy, para aclarar cuál será el futuro inmediato de la formación, que ha aplazado su participación en todas las pruebas donde tenía previsto correr.

Con esta decisión, el Saunier Duval se une así al Barloworld, el equipo del también positivo Moisés Dueñas, que comunicó el pasado día 19 su intención de dejar el equipo tras la conclusión de la presente edición del Tour, por "la decepcionante actuación" de Dueñas.