Llega el Atlético y él sólo quiere una cosa. «El Atlético de Madrid es un equipo que se está haciendo, con jugadores rápidos y gente arriba con proyección, pero queremos fijarnos más en nosotros mismos y a ver si encontramos una personalidad más agresiva en casa», comentó ayer. Para ese choque, el equipo bilbaíno tiene las dudas de Orbaiz y Ustariz, que no se entrenaron ayer.