Compatriotas
Pelé y Neymar en la celebración del centenario del Santos. EFE

El Santos brasileño ha celebrado el centenario de su fundación con una fiesta deportiva y musical en el estadio Vila Belmiro, que fue encabezada por su eterno ídolo Pelé y por Neymar, el principal jugador del actual campeón de la Copa Libertadores.

La programación comenzó temprano con un partido entre los exjugadores del Santos, disputado ante unos 2.000 espectadores y en el que diez aficionados fueron invitados para completar los equipos.
Entre los exjugadores figuraron Manoel María, Abel, Clodoaldo, Alberto, Oberdan, Jamelli, Nené Belarmino, Marcelo Passos y Marcio Fernandes.

Pelé llegó al escenario deportivo en un helicóptero que aterrizó en la mitad de la cancha. Con el trofeo de la Copa Libertadores 2011 en sus manos, fue recibido por los directivos y las autoridades de la ciudad.

Después de la ovación a 'O Rei' siguió el turno de protagonismo para Neymar, el joven astro del Santos quien se robó la atención en un inédito partido del equipo profesional contra cien niños.

El partido denominado "Nos contra a rapa" (nosotros contra el que sea), una expresión común en el fútbol de barriada brasileño, terminó con un empate 2-2 en los treinta minutos de juego.

La celebración se produce en una semana en la que Pelé aseguraba que si Messi quería ser el mejor jugador del Mundo debía superar a Neymar.