Santiago Abascal, líder de Vox, ha sido el quinto candidato para las elecciones generales al Congreso que ha pasado por el periódico 'Marca' para expresar sus ideas acerca de deporte. Tras Pedro Sánchez, Albert Rivera, Pablo Casado y Pablo Iglesias (este último querellado por llamar neonazi a Zozulya), el dirigente del único partido extraparlamentario que ha sido entrevistado por el diario deportivo ha mostrado su tesis a la hora de referirse a los asuntos deportivos.

Deporte femenino

Respecto al auge del deporte femenino, Abascal afirma que las mujeres están en inferioridad con respecto a los hombres. Sobre si necesita especial protección, señala que es positivo "quizá desde el punto de vista del mercado, pero también es una cuestión de salud pública promoverlo".

"Merece la pena hacer una reflexión sobre ello habida cuenta de que el deporte masculino es muy consumido en los medios y el femenino no tanto porque normalmente la mujer no puede competir al mismo nivel que el hombre", sentencia.

Pitos al himno

Las selecciones autonómicas y la española copan buena parte de su discurso. Sobre las primeras, Vox está totalmente en contra: "No nos planteamos que ningún tipo de selección de carácter autonómico logre un reconocimiento de carácter oficial". En este sentido, pide que se prohiba por ley, bajo riesgo de sanción, cualquier tipo de ultraje a los símbolos, sean banderas o el himno.

"Eso no se puede tolerar. Igual que en un campo de fútbol no se pueden lanzar insultos racistas, no es aceptable que se pite un himno nacional o se escuchen cánticos del estilo "españoles hijos de puta". Hay que terminar con eso pero parece ser que en España sólo se persiguen algunas cosas. Llevamos ya unos años aguantando demasiado con la Copa del Rey", recuerda.

España y Piqué

Más cómodo se siente hablando de la Selección española, a la que no llama 'La Roja' y si acaso llamaría 'La Rojigualda'. "Yo la llamo la selección nacional, que es como la he llamado siempre. Nunca le llamaré La Roja. Me parece que es un modo de eliminar lo nacional de la selección. En todo caso la llamaría la Rojigualda", afirma.

Sobre uno de los exinternacionales españoles que más han dado que hablar por sus opiniones políticas, Gerard Piqué, Abascal tiene una idea muy clara: puede decir lo que quiera, pero no le ve consecuente con sus actos. "Yo creo que Piqué no ha sido coherente en los últimos tiempos. Ha manifestado su apoyo al separatismo, su hostilidad al proyecto de España y se expone a que los aficionados que quieren a su país, le piten. Es libre de hablar, como son los actores o cualquier ciudadano, pero uno también se expone a oír las opiniones de los demás", le avisa.

La política de fichajes del Athletic

Santiago Abascal es vasco de nacimiento, de Bilbao, y aunque es madridista (no quiere ir al palco del Bernabéu, sino a la grada. "Se hace más política en la calle, que es donde tiene que hacerse. No en el palco de ningún club", dice), conoce bien el Athletic Club.

"Yo siempre tuve afinidad por la selección española. Y los que me atacaban por ir al colegio con mi uniforme de la selección en los años ochenta eran sobre todo los seguidores del Athletic. Desde niño he visto como algunos clubes se han convertido en herramientas políticas contra España y lo lamento profundamente. Estoy pensando en el Athletic y el Barça. Y es una pena porque tienen muchos seguidores en toda España. Es muy feo cuando la política se mezcla con el deporte, algo que yo he vivido en un sitio donde eso se percibía de una forma especialmente agresiva", asegura.

Su filosofía de jugar sólo con futbolistas vascos, navarros y de una zona concreta de Francia es considerado por el número 1 de Vox como un asunto político. "La compartiría si sólo jugasen futbolistas vizcaínos. ¿Por qué sólo jugadores vascos, incluidos navarros y franceses, y no del resto de España? Hay un componente etnicista y político que yo no puedo asumir. O incluso la Real Sociedad, que hacía otra cosa. Ahora no sé cómo es, pero hubo unos años en los que sólo fichaba a jugadores vascos y extranjeros, pero no españoles", recuerda.