¿Qué es la autotransfusión?

  • Es un método para mejorar su rendimiento.
  • Se la extraían a los ciclistas en alta montaña.
  • Y se la vuelven a inyectar en competición.
La Policía se ha incautado, en el marco de esta investigación, de equipos para manipulación sanguínea, que pueden ser utilizados para hacer "autotransfusiones".

Es una de las prácticas antirreglamentarias utilizadas por los ciclistas.

Consiste en extraerse sangre durante entrenamientos en alta montaña, que es congelada y vuelta a inyectar para la competición.

Esa manipulación de la sangre, que supone un aumento artificial de los niveles de hematocrito, permite al deportista mejorar su rendimiento en la competición.

Este tipo de métodos está prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje.

Puede tener efectos nocivos para la salud derivados de los procesos de transfusión: reacciones alérgicas o hemolíticas, daños renales, sobrecarga del sistema cardiovascular, choque metabólico y la transmisión de enfermedades, como el sida o la hepatitis, según El Mundo.

Los pasos de la "autotransfusión"

1-Unos meses antes de la temporada, se extraen 450 centímetros cúbico por semana, con un máximo de tres semanas seguidas.

2-Se centrifuga la sangre para separar los glóbulos rojos, que transportan el oxígeno, del plasma sanguíneo.

3- El plasma se reinyecta.

4- Los glóbulos rojos se conservan a 4 grados centígrados  para ser reinyectados y así elevar la cantidad de oxígeno en la sangre (la conservación nunca puede ser superior a los cuatro meses: pasado ese plazo, caducan).

5- La reinyección se lleva a cabo una semana antes de la competición, con un modo "gota a gota". Los beneficios se notan en cuestión de horas después de culminado el proceso de "autotransfusión".

Fuente: El País (edición impresa)

ENLACES RELACIONADOS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento