El presidente del FC Barcelona Sandro Rosell ha presentado su "dimisión irrevocable" en la tarde de este jueves durante una Junta Extraordinaria en la que se ha establecido que sea Josep Maria Bartomeu, actual vicepresidente deportivo, quien se haga cargo del club hasta el fin del mandato, en 2016.

Mi etapa ha terminado, he presentado mi dimisión irrevocable

Su dimisión se produce después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz admitiera a trámite una querella por los contratos de Neymar por indicios de simulación contractual en los documentos firmados entre 2011 y 2013, donde podrían incluirse comisiones millonarias 'ocultas'.

En la comparecencia ante los medios posterior a la Junta Extraordinaria, en la que no se admitieron preguntas, el presidente anunció su adiós. "No quiero ataques injustos que afecten negativamente la gestión y la imagen del club. Y es por eso que pienso que mi etapa ha terminado aquí. He presentado a la Junta Directiva mi dimisión irrevocable como presidente del FC Barcelona", afirmaba, tras denunciar amenazas a él y su familia que le hicieron pensar si merecía la pena seguir en su cargo. "Mi familia ha sufrido ataques directos que me han hecho reflexionar".

Respecto al fichaje de Neymar, cuestionado en los últimos días, Rosell volvió a repetir que era "correcto". "En los últimos días se dio una injusta y temeraria acusación de apropiación indebida que ha desembocado en una querella contra mí en la Audiencia Nacional. Desde el primer momento dije que el fichaje es correcto y que la contratación ha provocado la desesperación y la envidia de algunos de nuestros adversarios", comentó, concluyendo que había sido un honor servir a los barcelonistas.

Bartomeu toma el relevo

El hasta ahora vicepresidente deportivo del club, Josep Maria Bartomeu, toma el mando desde este mismo jueves. Tras las palabras de Sandro Rosell, el nuevo presidente anunció una rueda de prensa el viernes por la tarde para responder a todas las dudas necesarias, no sin antes aclarar que sigue con el mismo proyecto, que pasa por renovar el Camp Nou y continuar al frente hasta el fin del mandato en 2016.

Encuesta

¿Hace bien Sandro Rosell en presentar su dimisión como presidente del Barça?

Sí, el ´caso Neymar´ le ha dejado en mal lugar y su dimisión evitará males mayores en el club.
71,31 % (1663 votos)
No, debería haber continuado porque no ha hecho nada malo.
8,88 % (207 votos)
Debería haber esperado a ver cómo se resuelve a nivel judicial el ´caso Neymar´.
19,81 % (462 votos)