La sangre le delata
Jan Ullrich.
Así lo afirmó ayer el fiscal Friedrich Apostel.