Alejandro Valverde
El ciclista español del equipo Caisse d"Epargne, Alejandro Valverde. Toni Albir / EFE

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le dio la razón a la fiscalía antidopaje del Comité Olímpico Italiano (CONI) en la sanción de dos años que le impusieron en su territorio al murciano Alejandro Valverde, una inhabilitación en vigor hasta el 10 mayo de 2011 y basada en la existencia de EPO en una de las bolsas de sangre incautadas, en mayo de 2006, durante la operación Puerto contra el dopaje. Una bolsa cuyo contenido comparte ADN con el murciano, según el CONI.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) mostró su satisfacción por la decisión, "que viene a confirmar las conclusiones que alcanzamos después de revisar en profundidad toda la documentación relacionada con la Puerto y la implicación en la misma de Alejandro Valverde". "No tiene sentido que alguien pueda ser culpable en un sitio e inocente en otro", esgrimía una fuente de la UCI.

el Caisse d'Epargne también lamentó "una decisión que le penaliza por hechos acaecidos hace tiempo"

El máximo organismo ciclista, además, mostró su determinación por hacer extensible esta sanción a todo el mundo, iniciativa ya descartada por el TAS durante la vista que tuvo lugar entre el 12 y el 14 de enero.

A través de un comunicado de tres puntos, Valverde denunció la "parcialidad" de los jueces y la "vulneración" de sus derechos fundamentales. Su entorno criticó la presencia del alemán Ulrich Haas, uno de los tres jueces del caso y ex colaborador de la Agencia Mundial Antidopaje.

Del mismo modo, recordó la prohibición expresa que hizo la Audiencia Provincial de Madrid en febrero de 2009 sobre el empleo de las pruebas incautadas durante la operación Puerto, conculcado previamente en Italia y justificado ahora por el TAS.

Su actual equipo, el Caisse d'Epargne también lamentó "una decisión que le penaliza, aparentemente, por hechos acaecidos hace mucho tiempo".