Balón de fútbol sala
Un balón de fútbol sala. EFE

El juez único del Comité de Competición de la Federación de Fútbol de Ceuta ha resuelto sancionar al entrenador de un equipo de infantiles de la ciudad ceutí con 23 partidos de suspensión por los graves incidentes que acabaron con la suspensión del partido entre su equipo, el Ceuta CF Base, y el Ramón y Cajal de fútbol sala.

Los hechos se produjeron el pasado 11 de noviembre, cuando el partido de liga de infantiles entre estos dos equipos acabó en una tángana provocada por el enfado del técnico visitante. El Ramón y Cajal fue declarado vencedor por 6-0, después de que los árbitros decidiesen suspender el partido.

Los 23 partidos se dividen en varias sanciones, en función del acto perpetrado por el técnico: 4 partidos por "amenazar, coaccionar o realizar actos vejatorios de forma grave o reiterada", otros 4 por "insultar, coaccionar o realizar actos vejatorios", 13 por la "realización de actos que provoquen la suspensión definitiva del encuentro" y los dos últimos por el intento de agresión no consumada al colegiado.