Ginóbili y Duncan
El argentino Manu Ginóbili se abraza con Tim Duncan después de que su equipo, los San Antonio Spurs, alcanzaran la final de la NBA tras batir a Oklahoma en la final de la Conferencia Oeste. EFE

Los San Antonio Spurs disputarán las Finales de la NBA ante los Miami Heat, tras derrotar a domicilio (107-112) a los Oklahoma City Thunder en la prórroga del sexto partido de las Finales de la Conferencia Oeste que ganaron por 4-3 al mejor de siete.

El pívot francés Boris Diaw anotó 26 puntos y encabezó el ataque de los Spurs, el equipo con la mejor marca de la liga (62-20), para revalidar el título de campeones de la Conferencia Oeste.

A partir del próximo jueves, los Heat, ganadores en la Conferencia Este, y los Spurs revivirán las Finales de la NBA de la pasada temporada, que ganaron el equipo de Miami por un global de 4-2.

El duelo entre Spurs y Heat tendrá el aliciente de la gran revancha deportiva, pero esta vez con la diferencia de que la ventaja de campo estará en poder del equipo de San Antonio, que inicia la serie en el AT&T Center.

Duncan anota la canasta decisiva

El veterano ala-pívot Tim Duncan aportó un doble-doble de 19 puntos, incluida la canasta que a falta de 19,5 segundos del tiempo de prórroga les dio la ventaja decisiva (107-110) a los Spurs, y 15 rebotes.

La nota negativa en los Spurs fue la lesión en la primera parte del base francés Tony Parker que sintió dolores en el tobillo izquierdo y no regresó en la segunda.

El base Russell Westbrook se erigió como máximo encestador de los Thunder al conseguir 34 puntos, ocho asistencias, siete rebotes y recuperó seis balones, mientras que el alero estrella Kevin Durant aportó también un doble-doble de 31 puntos y 14 rebotes, que no impidieron la derrota y eliminación de los Thunder, que por segundo año consecutivo se quedan sin la posibilidad de disputar las Finales de la NBA.

Oklahoma se queda fuera de las finales por segundo año seguidoAunque los Thunder superaron una desventaja de 12 puntos en el cuarto periodo y forzaron la prórroga, los Spurs siempre estuvieron en control del marcador y del juego.

La primera parte concluyó con ventaja de los Thunder (49-42), pero en el tercer periodo, los Spurs se reencontraron con su mejor baloncesto ofensivo y bajo la dirección del escolta argentino Manu Ginóbili lograron un parcial de 20-37 que fue el que les abrió el camino del triunfo, aunque al final estuviese también lleno de suspense.