Salva Maldonado, técnico del Joventut
El técnico Salva Maldonado, durante el partido de la ACB entre el FIATC Joventut y el UCAM Murcia de la temporada 2013-14. CHARLY MULA / ACBMEDIA

El entrenador del FIATC Joventut Salva Maldonado, cargo que compagina con el de seleccionador catalán de baloncesto, se mostró a favor de la independencia de Catalunya en una entrevista con L'Esport per la Independéncia, donde también muestran sus apoyos la joven nadadora Claudia Gasca o el exjugador de balomano Enric Masip

Hay varios jugadores que se sienten muy catalanes aunque vayan con las selecciones españolas

"Yo no era independentista. Mis abuelos eran andaluces y yo soy de Sant Adrià del Besòs. He sido castellanoparlante hasta los 17 años. No he sido nunca nacionalista, y de hecho el termino "nacionalista" no me acaba de agradar.  Pero con el paso de los años, viviendo muchos fuera de Catalunya, mi sentimiento es más grande. Creo que estamos maltratados", comenta el que fuera técnico de Caja San Fernando, TAU, Manresa, Gran Canaria y Fuenlabrada

"Soy un hombre que reivindica lo que cree que es justo. No es algo de "me da igual". Yo defiendo y defenderé aquello que es nuestro", aporta a sus reciente 55 años. "Este sentimiento para mí no era tan importante", añade. "Con el paso de los años me he convertido en independentista por una cuestión de justicia".

"Cada día es más evidente que ha llegado el momento en el que la gente puede decidir y defender su tierra, su historia y el momento actual. Creo que la mejor fórmula es que nosotros tengamos voz y voto sobre nuestras acciones, sobre nuestra economía, sobre nuestro deporte. Tenemos que ser responsables de nuestro trabajo, de nuestra libertad y convivir con otros pueblos como hemos hecho y como seguiremos haciendo cuando se alcance la independencia", comenta al ser preguntado sobre si seguiría votando sí en el referéndum, tal y como señalo en su día en una entrevista radiofónica.

Sobre el debate soberanista en el mundo del deporte, Maldonado entiende que haya muchos deportistas que no se pronuncien abiertamente por estar condicionados por muchos factores. Aunque sí desarrolla más esta idea en el caso del Joventut: "Algunos de mis ayudantes son más independentistas que yo. Nosotros intentamos hablar catalán en el vestuario y hay varios jugadores que se sienten muy catalanes aunque vayan con las selecciones españolas, porque son las únicas con las que pueden jugar. Pero sí veo una clara tendencia a tener un sentimiento nacional".