Maradona
Maradona, en rueda de prensa. (Efe) David de la Paz

El estado de salud de Diego Armando Maradona vuelve a ser noticia.

Los médicos de "El Pelusa" están preocupados: el mejor jugador de la historia del fútbol vuelve a dejarse llevar por sus vicios.

Maradona se fuma entre tres y cuatro puros habanos al día y está engordando de nuevo.

Tras la operación de reducción de estómago en 2005, el pibe de oro ha descubierto nuevos vicios: los puros habanos. "El tabaco y la comida pueden traerle más problemas que la cocaína", dice su médico, ligeramente preocupado.

Su médico personal no oculta su inquietud: "Hay falta de aplicación en la dieta de Diego. Por eso estamos planeando unas vacaciones, a ver si así se escapa un poco de su entorno".

Maradona no ha recaído en la cocaína, según su médico.

Las vacaciones de Maradona consistirán en ir a Suiza para someterse a un nuevo tratamiento de pérdida de peso. La intención es combatir la retención de líquidos que le afecta.