Miles de personas despiden en Alicante a los siete barcos de la Volvo Ocean Race

La flota de siete barcos de la Volvo Ocean Race 2014/15 en la salida de la regata que dará la vuelta al mundo en los próximos nueve meses, en el puerto de Alicante.
La flota de siete barcos de la Volvo Ocean Race 2014/15 en la salida de la regata que dará la vuelta al mundo en los próximos nueve meses, en el puerto de Alicante.
Morell / EFE

Miles de amantes a la vela procedentes de todo el mundo han despedido desde el puerto de Alicante a las tripulaciones de los siete barcos que, durante los próximos nueve meses, darán la vuelta al mundo con la única ayuda del viento, en la regata Volvo Ocean Race.

Esta carrera extrema ha convertido a Alicante en la capital mundial de la vela desde la inauguración, el pasado día 2, del 'Race Village', por donde se estima que han pasado alrededor de 200.000 aficionados y curiosos.

Se trata de la tercera ocasión consecutiva que Alicante acoge la salida de esta prestigiosa prueba que se disputa cada tres años y que volverá a partir de la ciudad en 2017.

El presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, ha sido el más alto representante institucional en la salida de esta prueba con escalas en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), Sanya (China), Auckland (Nueva Zelanda), Itajaí (Brasil), Newport (Estados Unidos), Lisboa (Portugal), Lorient (Francia) y Gotemburgo (Suecia) a lo largo de 38.739 millas náuticas (71.750 kilómetros).

Aunque ha sido preguntado por los periodistas por otros asuntos de actualidad, como su línea roja para excluir a imputados por presuntos casos de corrupción en las listas electorales de 2015, el presidente se ha centrado en valorar la trascendencia económica y de imagen de la Volvo Ocean Race para Alicante, la Comunidad Valenciana y España.

"De lo otro hemos hablado ya mucho y seguiremos hablando", ha insistido antes de comentar que ha disfrutado de la experiencia en Alicante, donde ha despedido uno por uno a los regatistas en los pantalanes y ha intercambiado las banderas de España y Sudáfrica con la embajadora de ese país, Fikile Magubane.

Han acompañado a Fabra varios conseller, la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, el delegado y subdelegado del Gobierno, Serafín Castellano y Alberto Martínez, la presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, el presidente del puerto, José Joaquín Ripoll, y el director general de la carrera, el noruego Knut Frostad, entre otros.

Ante la atenta mirada de los miles de aficionados, las siete tripulaciones se han despedido de sus familiares más cercanos minutos antes de embarcar para una primera etapa que les llevará unos 25 días (12.014 kilómetros).

El barco español, el Mapfre, ha acaparado la mayor atención de los seguidores que han abarrotado los muelles, y han reído cuando su patrón, Iker Martínez, ha confesado que su mayor preocupación antes de embarcar es "ver qué se me olvida" en tierra. Otro de los barcos con más aficionados ha sido el SCA sueco, íntegramente formado por mujeres.

Para deleite de los aficionados, mayoritariamente situados a lo largo de los paseos y playas que bordean la ciudad aunque también abordo de decenas de veleros y pequeños barcos a motor, los siete competidores han recorrido las primeras 11 millas de la regata en triángulo por la bahía, tras lo cual han dicho definitivamente adiós virando a alta mar en busca del estrecho de Gibraltar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento