Marc Coma
Marc Coma, durante la octava etapa del Dakar (EFE) EFE

El español Carlos Sainz, que ya avisó de las inclemencias de la etapa, perdió ayer más de una hora con respecto a su compañero de equipo, el sudafricano Giniel de Villiers, que ganó la octava cronometrada del rally Dakar y se afianza en la general.

Con problemas en la dirección asistida, el español fue séptimo a una hora y cuatro minutos sobre De Villiers, que le aventaja en la general en una hora y cinco.

El francés Stéphane Peterhansel, segundo en la etapa de hoy, se coloca también segundo en la general, a media hora de De Villiers, mientras que su compatriota Luc Alphand, defensor del título, es tercero en la acumulada a 43 minutos.

Sainz llegó a la meta con el brazo maltrecho por haberse privado de ayuda durante la etapa
El piloto madrileño llegó con el brazo dolorido por haberse privado de ayuda en la asistencia durante buena parte de la etapa.

Sus opciones de victoria en la general se comprometen mucho, aunque todo es posible en una carrera como el Dakar, sobre todo porque las dos próximas etapas son tan duras como la de hoy.

Coma, más líder

El español Marc Coma afianzó su liderato en la general del rally Dakar con una victoria en la octava etapa y con casi una hora de margen sobre el segundo.

En la etapa, disputada entre las localidades mauritanas de Atar y Tichit, su compatriota Isidre Esteve se desplomó por un problema con la caja de cambios de su moto.

Coma logró atrapar al francés Cyril Despres, que había salido diez minutos antes, y juntos hicieron buena parte del tramo cronometrado de 589 kilómetros.

Isidre Esteve, segundo hasta ahora, sufrió una rotura de la caja de cambios de su moto, por lo que se ha visto obligado a completar gran parte de la etapa a ritmo lento, lo cual le hará perder mucho tiempo en la meta.

Encuesta

¿Ganará el Dakar algún piloto español?

78,98 % (451 votos)
No
21,02 % (120 votos)