José Luis Sáez y Serge Ibaka
José Luis Sáez, presidente de la Federación Española y Serge Ibaka, en Barajas. EFE

José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), aseguró que se está trabajando para que la Federación Internacional (FIBA) entienda los diferentes casos de Serge Ibaka y Nicola Mirotic y que al final "terminarán jugando juntos en la selección española".

"Estamos trabajando sobre esto. Hay jugadores que vienen de la formación, de equipos de categorías inferiores en la selecciones y creemos que eso debe ser considerado. No estamos a favor de las nacionalizaciones de gente con otras edades y, en ese caso, creemos que las limitaciones son muy lógicas para no perder la esencia de lo que es la competición. Vamos a seguir trabajando a ver si es posible que FIBA pueda considerar y tener en cuenta esta situación", explicó a Efe Sáez.

Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 son el gran reto para que Ibaka y Mirotic puedan estar en el equipo nacional español.

Hay que asimilar el triunfo y también cambiar el 'chip'

"Vamos a trabajar y a ponerlo encima de la mesa. No sé si será posible en los JJOO, pero los dos son muy jóvenes, nos gustaría que jugarán juntos en la selección y al final terminarán juntos", dijo el presidente de la FEB.

Apenas diez días después de haber conseguido la medalla de oro en el campeonato de Europa, ya se piensa en los siguientes retos.

"Hay que asimilar el triunfo y también cambiar el 'chip'. Hay que disfrutar la medalla de oro y saber que hay otros retos en los que hay que intentar por todos los medios que la gente esté con la misma ilusión, con las mismas ganas y que tengamos el mismo nivel que hemos tenido este año", afirmó.

Ganar dos veces seguidas el Europeo es una hazaña, pero es difícil saber si se sabe valorar esta gesta en su justa medida.

"Los que estamos dentro sí lo sabemos. Han sido tantos años para conseguirlo, tantas finales en las cuales no  hemos ganado, que sabemos el valor tan especial que tiene. El día que alguien le quite méritos y el día que alguien crea que es sólo ponerte a jugar, pues terminaremos cayendo", subrayó Sáez.

Se habla desde hace tiempo de 'un fin de ciclo', por la generación del 80, los Navarro, Pau Gasol y Reyes.

"Desde el año 99 en que conseguimos una medalla de plata hasta éste que ha sido una de oro, hemos estados en todas las finales o en los podios y siempre ha habido ausencias y renovación de jugadores. Estamos en ese proceso. Tenemos equipos fuertes y lo que hay que hacer es que la gente siga ilusionada, que siga con compromiso y, esté quien esté, creo que hay equipo para competir", comentó el presidente de la FEB.

"Ser ganadores no lo sé, pero desde luego han sido muchos años estando como para decir que con una media de edad de 26 años no vamos a seguir compitiendo", siguió.

La inquietud de la FEB la ha llevado, por medio de su Fundación, a introducirse en el mundo de la cooperación internacional con un proyecto 'Casa España', que pretende educar y formar por medio del deporte, del baloncesto, a niños desfavorecidos.

"Creemos que las federaciones deportivas deben tener otra dimensión y que una parte importante debe ir al concepto proyectos sociales. Hay fórmulas que nadie había abordado, como la cooperación internacional desde el mundo del deporte. Cuando se involucran los Gobiernos, cuando se involucran las federaciones se pueden hacer proyectos educativos y deportivos tan bonitos como el que estamos poniendo en marcha aquí en Dakar", declaró Sáez.

La FEB no está haciendo una donación, sino que está invirtiendo en educación y pretende que, con los valores del deporte, países desfavorecidos puedan dar a sus niños y jóvenes una oportunidad.

"Nunca he creído en dar dinero a nadie, sino en enseñarles como a través de un desarrollo de su estructura, de las infraestructuras y del programa de desarrollo deportivo pueden crecer y mejorar", comentó.

"Para conseguir cosas hay que innovar, tener ganas, poner pasión, creer en ello y después cuando lo ves te llevas una enorme alegría. La mejor medalla que nos podemos poner será cuando dentro de unos meses vengamos y esté totalmente construido el colegio y veamos a gente trabajando y niños que van a tener una formación integral", finalizó José Luis Sáez.