Volante de badminton
Volante de badminton Wikipedia

La medalla de oro lograda por Carolina Marín en badminton ha puesto los focos de España y del resto del mundo en un deporte desconocido para muchos hasta el momento. La gesta de la española, pionera en nuestro país en esta categoría, ha logrado que la hazaña sea lo más comentado en la red en la tarde de este viernes.

Son muchos los datos e informaciones que están surgiendo tras la consecución del ansiado metal, pero un dato destaca por encima del resto. Y tiene que ver con el volante, el peculiar objeto que se golpea con la raqueta en esta disciplina.

También llamado mosca o pluma, el volante consta de una pequeña semiesfera que ejerce la función de la pelota, circundada por dieciséis plumas que se encargan de frenar la velocidad del proyectil tras el golpeo y modificar la trayectoria del mismo. Su peso medio se situa alrededor de los cinco gramos.

Curioso cuanto menos ha sido averiguar que la velocidad de golpeo del volante es la mayor de todos los deportes. A una media de 300 kilómetros por hora, el récord mundial lo posee el jugador chino Fu Haifeng, que en 2005 logró golpear un volante a una velocidad de 325 kilómetros por hora. Esta cifra convierte al badminton en el deporte más rápido del mundo, únicamente superado en la Formula 1 por Fernando Alonso, quien rodó en la pasada temporada a 336 kilómetros por hora en el Gran Premio de Malasia.

Un dato demoledor que supera con creces las velocidades registradas por una volea de Rafa Nadal o un chut de Cristiano Ronaldo. Carolina Marín ya es pionera en España de un deporte que, seguro, sumará adeptos en los próximos años gracias a su ejemplo.