Ruth Beitia
La atleta Ruth Beitia gesticula en la final del salto de altura de los Mundiales de Pekín 2015. EFE

La cántabra Ruth Beitia, capitana de la selección española en los Mundiales de Pekín, no pudo dar al equipo la segunda medalla, al clasificarse quinta en la final de altura con una marca de 1,99 metros, a sólo tres centímetros de su récord de España.

El oro fue para la rusa Maria Kuchina, que acabó por delante de la croata Blanka Vlasic y la también rusa Anna Chicherova. En cuarta posición se quedó la polaca Kamila Licwinko.

Los espectadores locales, tal vez por la similitud de los uniformes de los equipos de España y China, jalearon a Beitia cada vez que atacaba el listón con éxito y se desesperaban con ella cuando fallaba.

Vino por medalla a Pekín y regresa con un quinto en los que —insinúa— pueden haber sido sus últimos campeonatos del mundo. En 2012, después de su cuarto puesto —para ella decepcionante— en la final olímpica de Londres, publicó un amago de retirada que canceló pocas semanas después porque se aburría en un invierno crudo.

El oro de Miguel Ángel López en 20 km marcha es la única medalla conseguida hasta ahora por la selección española en Pekín, a falta de la participación de Alessandra Aguilar en el maratón del domingo.