Mundiales de Atletismo
La atleta estadounidense Inika McPherson durante la clasificación de salto de altura femenino en los Mundiales de Atletismo Moscú 2013. Robert Ghement / EFE

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) anunció este  martes que la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA) ha descalificado por irregularidades en la normativa antidopaje a cuatro marchadores de esta nacionalidad. Y no cuatro desconocidos, precisamente.

La cúspide de la marcha rusa, desmontada de golpe por la Agencia Rusa Antidopaje

Olga Kaniskina, Sergéi Kirdiapkin, Valeri Borchin y Serguéi Bakulin, entre los cuatro tres títulos olímpicos y hasta ocho mundiales, han sido suspendidos por las autoridades rusas de acuerdo a irregularidades en su pasaporte biológico. Otro atleta, Vladimir Kanaikin, bronce mundial en 2011, ha sido castigado de por vida.

Es el primer gran movimiento del antidopaje ruso después de que un documental emitido por un canal de televisión alemana mostrase testimonios sobre la existencia de una sólida estructura dopante.

Kaniskina, campeona olímpica de 20 km marcha en Pekín 2008 y tricampeona mundial (2007, 2009, 2011), y Kirdiapin, oro olímpico en los 50km marcha de Londres 2012 y bicampeón mundial de esta distancia ( 2005, 2009) han sido sancionados durante tres años y dos meses que comenzaban el 15 de octubre de 2012.

Borchin, bicampeón mundial (2009, 2011) y oro olímpico en los 20 km de Pekín 2008, ha recibido un castigo más duro al ser suspendido durante ocho años. Bakulin, por su lado, campeón mundial de los 50 km marcha en Daegu 2011, ha recibido una sanción semejante a la de Kaniskina y Kirdiapkin.