Sánchez Arminio
Victoriano Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA). EP

Luis Rubiales ha empezado su andadura como presidente de la RFEF con las ideas muy claras, y ya ha empezado a tomar decisiones: la primera, que Victoriano Sánchez Arminio deje de ser presidente del Comité de Árbitros.

En las entrevistas concedidas este jueves, Rubiales  aseguró que aunque los ascensos de esta temporada son inamovibles, "esto dejará de ser competencia de Sánchez Arminio".

"Vamos a ver cómo está el esqueleto de la RFEF, cómo se está trabajando y cómo funciona todo", dijo el nuevo presidente, quien aseguró que "habrá modificaciones con total seguridad".

Donde no habrá cambios de momento será en Segunda B y en Tercera, que mantendrán el sistema de los últimos años. "Vamos a estudiar la Copa a partido a partido único, no sé si hasta semifinales pero hay que aligerar el calendario", apuntó. Eso sí, renuncia a que exista una sede fija para la final.

Coger el relevo de Villar al frente de la Federación no es sencillo, pero Rubiales no espera hacer una revolución. Considera que Lopetegui es "el mejor seleccionador posible" y avisa de que pensará "más en los aficionados" para fijar los horarios.