Rubiales
Luis Manuel Rubiales (dcha), durante un partido con el Levante esta temporada (EFE). EFE

Luis Manuel Rubiales, jugador del Levante, aseguró en referencia a la ausencia en la última convocatoria de varios de sus compañeros como Riga o Savio que "un profesional debe jugar aunque no cobre, a pesar incluso de que decida denunciar al club".

El defensa granadino, que ha reconoció públicamente que ha interpuesto una reclamación judicial por impago, insistió en que los futbolistas se deben "a un sentimiento, al club" y consideró que "el Levante está por encima de todos los problemas extradeportivos".

"Al igual que todos mis compañeros he de defender los intereses de mi familia, yo nunca he jugado en un club grande y no soy rico, pero no he dudado nunca en jugar incluso infiltrado, antes de renovar por el Levante y con ofertas de otros clubes", afirmó.

La situación económica que ahoga al Levante se cobró una primera víctima: Marco Storari. El guardameta italiano, titular indiscutible del conjunto granota, abandonó el club después de alcanzar un acuerdo con la entidad, el de perdonar la deuda si lograba la carta de libertad.

"Le he dicho a mis jugadores que si no tienen ganas de estar en este club pueden salir, porque la puerta está abierta", señaló Gianni de Biasi, entrenador del Levante. El técnico tampoco cobra regularmente, pero sigue creyendo en la salvación. El delantero Riga y el centrocampista Savio se unieron a los problemas al llegar tarde de sus respectivas vacaciones navideñas, tres y cuatro días tarde, e intentar forzar su salida.

Preguntado por las ausencias de Savio Bortolini y especialmente la de Mustapha Riga, Rubiales afirmó que "si se confirma que se ha negado a jugar por los problemas de cobro le haré llegar mi sentimiento de repulsa", señaló Rubiales.