Luis Rubiales
Luis Rubiales, presidente de la RFEF, durante una entrevista en la Cadena COPE. COPE

Luis Rubiales, presidente de la RFEF, pasó por los micrófonos de 'El Partidazo de COPE' desde Suiza, donde viajó para acompañar a la Selección española femenina sub19 en la final del Europeo de la categoría. El máximo mandatario del fútbol español habló sobre todos los temas polémicos que le rodean, aunque el mayor titular lo dio cuando se refirió a la destitución de Julen Lopetegui como seleccionador.

Mientras el propio entrenador vasco daba su primera rueda de prensa como técnico del Real Madrid, Rubiales confesaba una pequeña conversación que tuvo con el mismísimo Barack Obama, 44º presidente de Estados Unidos, durante una recepción en Madrid. De todas las cosas de las que podrían haber hablado, el americano se interesó por Lopetegui. Así lo relata el propio Rubiales:

"Tuvimos una conversación breve en una recepción en Madrid. Tuve la suerte de que me invitaron, fui la única persona que representaba al deporte español, y hubo una alusión a algunas cuestiones, en las que él decía que las decisiones en Estados Unidos tenían unos tintes patrióticos y aquí era mucho más difícil de tomar", explicó Rubiales. "Creo que trató de decirme es que la inacción provoca menos rechazo y menos crítica, pero que en ocasiones hay que actuar. Por lo que se ve, tanto él como gente de su equipo parecía que estaban en la línea de la decisión que habíamos tomado", confesó el presidente de la RFEF.

"Me quedé sorprendido de que conocía más de lo que yo esperaba. Fue una acogida muy cariñosa, porque era un pasamanos que debía durar unos segundos y estuvimos ahí hablando un minuto y medio o dos minutos hablando de fútbol y baloncesto", aseguró Rubiales, entre risas.

Entre otras cuestiones acerca del despido de Lopetegui, Rubiales insiste en que él no cambia nada de su opinión ni de la decisión que tomó. "Cuando un empleado, sea quien sea, actúa a espaldas de su empleador...", reiteró.

'Caso Benítez'

Luis Rubiales se refirió también en la misma entrevista a los supuestos contactos que hubo con Rafa Benítez para ser el sustituto de Lopetegui. "Cuando tomo la decisión de destituir al seleccionador, conforme a toda la Junta, hablo inmediatamente con Fernando Hierro. Luego es verdad que a los dos o tres días, me llaman desde el Gabinete, diciéndome que ha llegado una carta del Newcastle diciendo que 'si te interesa nuestro entrenador, está a tu disposición, porque hemos leído algo en prensa'... Y contestamos dos o tres días más tarde diciendo 'Gracias, pero no'", asegura el presidente de la RFEF.

"Nos parece un magnífico entrenador, como tantos otros. ¿Cómo íbamos a hacer eso? Eso no hace ni mejor o peor a este o a ningún entrenador. Yo no he hablado con nadie ni nadie de la Federación ha llamado. No sé si algún tercero por su cuenta... Contestamos con agradecimiento y amabilidad con el club inglés", asegura al respecto. "No lo hubiéramos hecho nunca, porque era la misma forma de actuar que le reprochamos a Julen. En tal caso, de haberlo hecho, habríamos contactado directamente con el club, pero no hemos hecho ni una cosa ni otra", zanjó Rubiales al respecto.