Ruben Orihuela, Cristofer Fernández
Los gimnastas Ruben Orihuela (dcha) y Cristofer Fernández (izq.) han roto moldes en la gimnasia masculina. NPRESS

Solo tiene 21 años, pero probablemente ha conseguido algo tan grande que ni el mismo sabe: Abrir a los hombres las puertas de un deporte creado para las mujeres.

Cuando Rubén Orihuela empezó a practicar gimnasia rítmica, hace ya 11 años, lo hizo siguiendo una atracción por un deporte que no está preparado para chicos. Pero su pasión está moviendo montañas y, tras convertirse en el primer gimnasta español federado en rítmica, esta semana ha vuelto a romper moldes.

Cuando todo parecía perdido y algunos gimnastas pensaban hasta en dejarlo tras prohibírseles la participación en los Campeonatos de España, la Federación Española de Gimnasia anunció el lunes que ha puesto en marcha el primer campeonato nacional de gimnasia rítmica masculina. Será en junio, y se convertirá en la primera competición de estas características en el mundo.

Me gustaría ser seleccionador nacional del equipo masculino en unos Juegos Olímpicos

 

Enhorabuena. Una buena recompensa después de tantos esfuerzos...
¡Buf! La verdad es que llevo muchos años promoviendo un hueco para los hombres en la gimnasia rítmica. Desde 2005 participamos en los Campeonatos de España, en la categoría Open (reservada para los extranjeros), aprovechando un vacío legal que viene de la Federación Internacional. No está prohibido, pero tampoco permitido.

Pero la categoría Open no es donde debían estar, supongo.
Nosotros queríamos tener nuestra propia categoría.

¿Habrá un cambio de reglamento?
Para este primer campeonato no, porque no hay tiempo, pero supongo que con el tiempo se irá perfilando uno. No creo que deba cambiar en las exigencias, porque hemos demostrado que podemos hacer las mismas cosas que ellas, aunque aún somos pocos y es difícil que muchos tengan un alto nivel, pero creo que es cuestión de tiempo. El nivel irá subiendo. También hay discrepancias en torno al vestuario. En muchos ámbitos dicen que los brillos son poco masculinos, pero creo que los patinadores los usan muchos y no por ello son más femeninos.

En Italia también hay bastantes chicos buenos en este deporte

¿Son muchos chicos en España?
Cuando yo empecé, había chicos en escuelas municipales, pero fui el primero en federarme, hace ya nueve años. Desde ese momento empezamos a luchar desde la Federación de la Comunidad Valenciana y luego desde la Española, desde la que dicen que hay 15 federados y unos 100 gimnastas. Es normal que se federen pocos. Si no pueden competir...

Así que es la Federación Internacional la que pone las trabas...
Sí, la presidenta viene de los países del Este, y allí son muy cerrados de mente, solo quieren chicas en la rítmica. En Italia también hay bastantes chicos buenos en este deporte.

¿Cómo fue su llegada a este deporte?
Varias compañeras lo practicaban, y veía sus entrenamientos, desde las gradas, en el recreo... ahí descubrí que yo también quería practicarlo. Tenía diez años.

¿Cómo se sentía un niño en un mundo tan femenino?
Pues ha habido de todo. Las entrenadoras siempre me han apoyado, los niños hacían comentarios, y las compañeras no me discriminaban, pero si que algunas no entendían por qué estaba allí, y no jugando al fútbol.

Las niñas no entendían por qué no estaba jugando al fútbol

Pero ¿no sentía que este deporte estaba creado para ellas?
Los ejercicios, las coreografías... todas las referencias son de cosas para chicas, y las coreografías y los movimientos son distintos si lo hacemos los chicos. También había cosas más simples, como que el chándal de ellas y el mío era distinto... ahora me da igual, pero siendo niño no lo entendía.

La forma de entrenarse será distinta...
Ellas son más flexibles en general, pero si nosotros trabajamos la flexibilidad desde pequeños también la conseguimos. Sin embargo, nosotros tenemos mucha más potencia para los saltos. Quizás si que habría que entrenarse de forma distinta, a mi me encantaría, en el futuro, dedicarme a adecuar la gimnasia rítmica a los hombres.

¿Ha aumentado la afición masculina?
Si, hay más, pero la rítmica sigue sin estar bien vista para los chicos. Lo importante es que exista, y con el tiempo espero que vayamos consiguiendo cosas.

La rítmica sigue sin estar bien vista para los chicos

¿Vive al 100% para la gimnasia?
No. Me entreno por las mañanas dos horas de ballet cada día, tres días a la semana me entreno entre 3 y 4 horas y, los sábados, otras 4. Además, soy profesor de ballet e inglés. También hago espectáculos de contorsión y, desde 2005, formo pareja con Piti, una gimnasta con la que hago pareja y hacemos exhibiciones, algo muy innovador.

Ahora que ha conseguido unos nacionales masculinos... ¿cuál será el próximo reto?
Ahora quiero disfrutar de este año, no meterme en más berenjenales. Me gustaría que llegara a realizarse a nivel internacional, pero como es la Federación internacional la que pone límites... Yo no creo que llegue a participar como gimnasta en unos Juegos Olímpicos, pero sería genial, cuando hubiera un buen equipo nacional, que pudiera ser el seleccionador.

Rubén Orihuela, oriundo de Valencia,  es cuatro veces campeón internacional y ha conseguido dos campeonatos de España (2007 y 2008).