"Yo soy la cabeza; ella es la fuerza"

  • Vivi Ruano y Anabel Medina se meten en la final de dobles.
  • Defenderán su título de Roland Garros.
  • Sus rivales en la final del torneo parisino serán la bielorrusa Victoria Azarenka y la rusa Elena Vesnina.
Las tenistas españolas, Virginia Ruano (dcha) y Anabel Medina (izq), conversan durante su partido frente a la norteamericana Liezel Huber y la zimbabuense Cara Black.
Las tenistas españolas, Virginia Ruano (dcha) y Anabel Medina (izq), conversan durante su partido frente a la norteamericana Liezel Huber y la zimbabuense Cara Black.
EFE

Sólo nos quedan ellas en Roland Garros. Vivi Ruano y Anabel Medina. Anabel Medina y Vivi Ruano. Juntas defenderán el título de dobles femenino que lograron el año pasado, después de derrotar ayer (7-5, 5-7 y 6-2) a la pareja número 1, formada por la zimbabuense Cara Black y la estadounidense Liezel Huber. Sus rivales en la final serán la bielorrusa Victoria Azarenka y la rusa Elena Vesnina.

La retirada de la argentina Paola Suárez en 2007, con la que llegó al primer puesto del ranking, obligó a Vivi a buscarse una nueva compañera. La encontró en Anabel. "Vivi es como mi hermana mayor", asegura Medina. Ruano, por su parte, comenta que "en el circuito, amigas, amigas tienes pocas porque hay mucha rivalidad. Anabel y yo sí somos amigas, aunque seamos de distinta generación".

Anabel hará en julio 27 años. Vivi, en septiembre, 36 y ya planea en su horizonte la retirada. "Yo soy la cabeza. Analizo las debilidades de nuestras rivales y se las digo a Anabel. Ella pone los golpes y la fuerza que a mí me faltan", comenta la madrileña. Con una sonrisa, la tenista valenciana suelta: "Esta chica tiene mucho futuro. No voy a ser yo quien la ate a las canchas".

Mismo hotel, misma 'fisio'

Su relación deportiva no es tan inseparable como se podría pensar. "Aunque coincidimos en el mismo hotel porque compartimos la misma fisioterapeuta (Adriana Forti), no entrenamos juntas hasta que nos eliminan a las dos en individuales", cuenta Vivi.

La madrileña dice que no tienen "ninguna seña especial o palabra secreta" para que sus contrincantes no sepan cómo van a jugar. "Bueno, sólo una: cuando le grito 'Atenta' es que tiraré paralelo. Todo lo hablamos antes de sacar y de restar".

Después de la plata en los Juegos de Pekín, quieren demostrar que el título de 2008 en Roland Garros "no fue una casualidad". Sería el sexto título en París para Ruano y su décimo Grand Slam. Para Medina, "sólo" su segundo Roland Garros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento