RSF, Pekín
Una imagen del cartel de Reporteros sin fronteras para protestar contra la falta de libertad en China. ARCHIVO
Reporteros sin Fronteras (RSF) ha desplegado este martes una bandera de 100 metros cuadrados sobre uno de los puentes del río Sena en París para expresar su protesta contra la falta de libertad para la prensa y los usuarios de Internet en China.


La bandera juega con la idea de los aros olímpicos, ya que Pekín albergará en 2008 los Juegos , pero sustituye esa figura deportiva por varias esposas entrelazadas, para dar la idea de la escasa libertad en China.

En una bandera de 100 metros varias esposas entrelazadas sustituyen a los aros olímpicos

 La misma imagen de la bandera figura en un gran panel colocado en un camión, así como en miles de pasquines entregados a los parisinos y en numerosas bicicletas que ruedan durante todo el día por las calles de la capital francesa.

La iniciativa de este martes en las calles de París forma parte de una campaña que RSF lleva a cabo para reclamar la liberación de "centenares de periodistas, internautas y militantes de la libertad de expresión actualmente detenidos en China", así como el "fin" de la censura en los medios de comunicación chinos.

Expulsados por protestar

Varios dirigentes de la organización, entre ellos su presidente, Fernando Castelló y el secretario general, Robert Menard, han sido expulsados de China por haber protestado el pasado lunes ante la sede de los JJOO de Pekín 2008 y pedir la liberación de periodistas, ciberdisidentes y presos de conciencia en el país asiático.

Según RSF, otras ciudades como Nueva York y Montreal han acogido otros actos para protestar contra las autoridades chinas.

La organización ha propuesto a diarios de diferentes países la publicación de un artículo donde se denuncie la "mala situación" de la libertad de prensa en China, cuando solo falta un año para la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín.