Rossi
Rossi saluda a sus aficionados en Cheste. (EFE) EFE

Jorge Lorenzo lleva dos meses en Yamaha y ya sabe lo que es sentir la rivalidad de un genio como Valentino Rossi. De hecho, el italiano ha asegurado, en una entrevista concedida a Marca, que su relación con el mallorquín es bastante escasa, por no decir inexistente.

"Mi relación con Lorenzo es de hola y adiós, pero no es que sea sólo con Lorenzo, sino con Hayden y Pedrosa, Melandri y Stoner. Además, estamos separados y así es más difícil hacer un cambio de opiniones", indica Rossi.

Me haría ilusión acabar mi carrera con Yamaha, porque las satisfacciones de 2004 y 2005 son inolvidables

Sobre su futuro con Yamaha y la intención de los directivos de renovarle, Rossi no lo ve complicado. "
Lo que me haría más ilusión sería acabar mi carrera con Yamaha, sin cambiar más porque las satisfacciones que me dieron en 2004 y 2005 son inolvidables. Los veo muy motivados y han entendido cuáles son los errores", señaló sobre su equipo.


En cuanto a Stoner y la rivalidad que mantiene con el australiano, Valentino le califica de "antinatural" sobre la moto. "Ha estado increíble, pero me ofrece dudas. Probablemente sea el primer piloto de la generación del control de tracción. Ha hecho un año fenomenal. No sé exactamente cómo funciona la Ducati. Tendrá algún sistema más avanzado que el nuestro. Sólo hay que ver cómo abre gas Stoner", añadió el italiano.

En cuanto a los nuevos neumáticos que llevará, después de pasarse de Michelin a Bridgestone, Rossi asegura que "todo es positivo". "Nos vamos de vacaciones sabiendo que tenemos que trabajar mucho. Hemos particularizado lo que tenemos que llevar al test de enero en Sepang", concluyó el astro italiano.