Sandro Rosell
Sandro Rosell. EFE

El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, ha asegurado que es "un tema cerrado" el último episodio vivido en la entidad azulgrana a raíz de unas declaraciones del entrenador Josep Guardiola en las que defendió a la anterior directiva de Joan Laporta y que tuvo que matizar después.

"Es un tema que está cerrado, es historia, no tengo nada que decir. Para nosotros todo está bien y diría que todo pinta muy bien. No hay que darle mas vueltas", ha asegurado Rosell en unas declaraciones a TV3 tras la goleada de su equipo ante el BATE Borisov (0-5).

El fútbol es de lo que nos gusta hablar. Es un gusto verlos jugar

Rosell ha insistido en que la directiva del Barça sólo quiere hablar de fútbol y del futuro, no del pasado, y no ha querido comentar si el equipo dirigente ha intercedido para que un socio, que había demandado a Laporta por un asunto de avales, haya decidido pedir un aplazamiento.

"El fútbol es de lo que nos gusta hablar. Es un gusto verlos jugar, con un nivel tan alto: goleadas, Xavi, Messi, el regreso de Puyol, muy bien... Es la primera victoria de la Champions, vamos a ir paso a paso", ha dicho el presidente del Barça.

Rosell ha dicho que los jugadores azulgrana tenían ganas de jugar un buen partido para brindarlo a la memoria de Chus Pereda, recientemente fallecido. "Ha sido muy bonito dedicarle la victoria", ha indicado.