Sandro Rosell
Sandro Rosell. EFE

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha resaltado que el sentimiento azulgrana del técnico Pep Guardiola, así como el de muchos canteranos del primer equipo, "no es un teatro", ya que "son del Barça desde que nacieron, sienten la camiseta, trasmiten los valores del club y son buena gente".

El dirigente azulgrana ha intervenido hoy en una conferencia en el III Global Sports Forum, bajo el título "Barça, más que un club". "El Barcelona no solo se preocupa por ganar títulos, sino por cómo se ganan", ha dicho Rosell, acompañado del director deportivo Andoni Zubizarreta. "Esto no pasa en ningún otro lado del mundo, forma parte de nuestra cultura, es fundamental lo que se expone dentro del campo porque es lo que queremos mostrar fuera", ha añadido.

Ha destacado cómo el club catalán ha conseguido "un estilo de juego, no solo en fútbol, sino en todas las secciones, y tener un grupo de profesionales que sienten la camiseta, trasmiten los valores del club y son buena gente".

En el caso de Guardiola, por ejemplo, ha reiterado que su sentimiento "no es un teatro", ya que "es verdad que es del Barça desde que nació, igual que Puyol, Xavi, Valdés y otros, y eso se acaba transmitiendo a los demás". "No puedes hacer teatro y que tanta gente se lo crea", ha opinado.

No venderemos el nombre del estadio

Rosell ha relatado las razones por las que el Barcelona es "más que un club", entre las que ha destacado la implicación social y política "en ciertas épocas en la historia de Cataluña", así como porque es un club que "en su forma de ser transmite la solidaridad y la integración como valor".

Por ello, al ser preguntado si sería capaz de vender el nombre del Camp Nou a un patrocinador, ha sido tajante: "No venderemos el nombre del estadio, eso es precisamente ser más que un club. Hay cosas que pueden discutirse más o menos, como fue con el patrocinio de Qatar Fundation (en la camiseta), pero eso no".

Respecto a ese acuerdo con la fundación qatarí, ha aprovechado para decir: "queríamos un patrocinio especial, similar al que tenemos con Unicef, y aunque no es exactamente lo mismo, sin perder la parte solidaria hemos conseguido mantener ambas".

En todo caso, el presidente azulgrana ha confiado en que el actual periodo de éxito deportivo del club se alargue lo máximo posible en el tiempo, "una fase maravillosa, irrepetible, pero también peligrosa".

"Esto no durará toda la vida, esperemos que mucho, pero debemos estar preparados para cuando llegue ese momento", ha advertido.