El Samara endosó 34 puntos de diferencia al equipo valenciano, para establecer un guarismo de 81-47 en el marcador final. El Ros Casares nunca entró en el partido, falto de ritmo tras una semana en la que los viajes han sido constantes.