Ronaldo comunicó esta madrugada la situación al club, al que solicitó permiso para viajar hoy mismo hasta su país, y se desplazó en avión para estar con sus familiares. El jugador no regresará a la capital de España, como mínimo, hasta el próximo lunes.

El futbolista ya no estuvo en el entrenamiento de esta mañana junto al resto de sus compañeros en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sesión que empezó a las doce del mediodía debido a que Vanderlei Luxemburgo, técnico del equipo blanco, lo retrasó una hora por el intenso frío que azota el país esta semana.