La plantilla madridista alucina con Cristiano

  • El futbolista portugués se ha ganado pronto el respeto y la simpatía de sus compañeros.
  • Se lleva especialmente bien con Gabriel Heinze y Pepe.
  • Compite a diario con el capitán Raúl González por ser el primero en llegar y el último en irse.
Cristiano Ronaldo (izq), Jerzey Dudek (dcha) y Javi García (centro), durante un entrenamiento con otros compañeros del Real Madrid.
Cristiano Ronaldo (izq), Jerzey Dudek (dcha) y Javi García (centro), durante un entrenamiento con otros compañeros del Real Madrid.
EFE

Poco más de una semana después de que se iniciara el curso blanco, Cristiano Ronaldo sigue acaparando todo el protagonismo. Pero no sólo el de los medios y la afición sino que, con su rápida adaptación a un grupo, los jugadores alucinan con su entrega en los entrenamientos y su calidad técnica.

El Real Madrid crece con la llegada de Cristiano. Los jugadores lo saben y todos se encargan de hacer sentir al astro portugués como en casa. Arropado en todo momento por Gabriel Heinze y Pepe, se ha ganado con tanta rapidez como la que muestra en el campo, a los pesos pesados del vestuario.

De Cristiano me sorprende todo. Lo normal y trabajador que es

Y es que para Cristiano el entrenamiento es un momento sagrado. Compite a diario con el capitán Raúl González por ser el primero en llegar y el último en irse. Perfeccionista al máximo, aprovecha cada segundo de cada sesión para dar todo en los ejercicios o realizar sesiones extras de flexiones y abdominales.

Entre la fuerte dinámica de entrenamientos por la que ha apostado Manuel Pellegrini, Cristiano es feliz. Por las cuatro horas de trabajo diarias, con tres sesiones, no comprende aún las razones que hacen perder al fútbol español respecto al inglés.

"Es como un avión", dice Míchel Salgado del futbolista portugués que ha silenciado de un plumazo, a base de trabajo, la fama que le persigue fuera de los terrenos de juego.

Hasta Raúl tiene elogios para él

En los primeros días Cristiano, que sabe y respeta los códigos del fútbol, ha creado una especial complicidad con el capitán. Raúl González, poco dado a ello, responde con elogios. "Es un chico súper agradable y muy trabajador. Es mucho más normal de lo que la gente se cree", dice.

Para el técnico chileno Manuel Pellegrini, la actitud de Cristiano en cada entrenamiento es un alivio. Se convierte en un ejemplo para el resto. Eleva el nivel de exigencia.

"Se comporta como sabía que era de antemano, como un jugador absolutamente normal. Es el primero en llegar a los entrenamientos. Se ha integrado rápido y no tiene ninguna pose de estrella", defiende Pellegrini.

Se ha integrado rápido y no tiene ninguna pose de estrella

La sorpresa del vestuario la expresa con claridad Miguel Torres, ilusionado de formar parte de un proyecto del Real Madrid en el que se recuperan nombres de grandes futbolistas del momento: "De Cristiano me sorprende todo. Lo normal y trabajador que es. Es de los primeros que llega y de los últimos que se va. Como jugador tiene una potencia que nunca la había visto. Va bien de cabeza. De los jugadores mejores que he visto", afirma sin haber asistido aún al estreno del portugués en un partido con la camiseta blanca.

Representa el sentir de los canteranos madridistas que realizan la pretemporada con el primer equipo, alucinados con los gestos técnicos de Cristiano cada vez que toca un balón. Con su comportamiento y la normalidad con la que los trata en el hotel de concentración.

Es común en cualquier conversación que se mantiene con un jugador de la plantilla. Kaká llegará el día 27 para terminar de dar el salto de calidad a una plantilla que ha dejado en el olvido la pasada temporada y alucina con la figura de Cristiano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento